Intendente electo pide "tiempo y prudencia" para no cometer errores

Carlos Mauricio Espínola habló con La Mañana. Planteó la necesidad de no apresurarse en lo que será la conformación de su gabinete. Mantiene contactos nacionales, pero también con la actual gestión. Tiene la idea de llegar con la máxima información posible para no iniciar la administración con un traspié.
Una de las incógnitas principales que tienen los medios por estos días es la conformación del nuevo gabinete municipal, a asumir el 10 de diciembre. El intendente electo, Carlos Mauricio "Camau" Espínola, expresó con total mesura que está más preocupado por forma que se dará la transición de gobierno. Y deja para más adelante la definición de personas que "nos acompañaron en este proyecto".

Entonces en ese objetivo de ver cómo será su gestión es que encarnó contactos nacionales, con la presidente de los argentinos, Cristina Kirchner, también en lo local con el actual jefe comunal, Carlos Vignolo. "Estamos viendo cómo se pueden acelerar los procesos para el 10 de diciembre tener más claro el panorama y evitar cometer errores" aludió Camau que anticipó la incorporación de gente al equipo de trabajo, aunque sin dar nombres.

Justamente la idea de definir un gabinete es por lo que pide premura Espínola, ya que según él priorizará entre sus colaboradores a aquellos que "colaboraron sin interés; profesionales que acompañaron el proyecto y se verá quiénes estarán dispuestos a trabajar con nuestra administración. Elevar proyectos y que la ciudad tenga una proyección a futuro" resumió.

Entonces solicita el tiempo y la prudencia que sean necesarios para poder realizar las evaluaciones previas en pos de no comenzar con errores en su gestión.

Y uno de los desafíos que se vendrá en ese marco es la relación con el Poder Ejecutivo Provincial, de color político distinto. Desde su lugar, dijo el intendente elector, buscará que sea la mejor en pos de conseguir beneficio concretos para que la ciudad crezca y se proyecto como una de las mejores en la región.

"Nosotros vamos a poner toda la buena voluntad, porque la gente está cansada de enfrentamientos, que ya los sufrió en años anteriores y ahora busca algo distinto", dijo el deportista devenido en jefe comunal.

Básicamente con cabeza de deportista es que tiene como objetivo fundamental empezar desde abajo la transformación social; con el fin de revertir las falencias sociales. Por ejemplo en los barrios más alejados de la Capital, que son generalmente epicentro de exclusiones y abandono de las autoridades comunales.

Comentá la nota