El intendente de Dolores llamó a la participación para el desarrollo

Camilo Etchevarren repasó los principales puntos de gestión y trazó lineamientos de acciones a concretar. También destacó la obra pública realizada.

El intendente de Dolores, Camilo Etchevarren, inauguró el período ordinario de sesiones del Concejo Deliberante, con un discurso en el que repasó las principales acciones de su gobierno y estableció líneas políticas para sus próximas gestiones.

La sesión estaba en principio convocada para el miércoles pero el duelo a raíz de la muerte del ex presidente Raúl Alfonsín hizo que se trasladara para la noche del viernes. Por ese mismo motivo, se inició la actividad con un minuto de silencio, en memoria del mandatario fallecido.

En el discurso que duró 45 minutos, Etchevarren calificó a su programa como "moderno, ambicioso, de gran impacto social" y a su gestión, como "un gobierno coherente, que dice y hace".

La palabra más utilizada por el jefe comunal fue "cambio", que ató al concepto de mejora de la calidad de vida. Destacó la necesidad de "pesar y trabajar en lo que nos une, en los comunes denominadores y respetar dejando de lado las diferencias.

Sostuvo que "a un año y cuatro meses de gestión está llegando el tiempo de la cosecha", que resumió con especial atención a la obra pública de agua, gas y cloacas. Estableció como logro más importante la construcción de la planta potabilizadora de agua, con una inversión de 2 millones de pesos, y su ampliación hacia fin de año, que implicará otro millón más. En esta línea, habló de la construcción, que pronosticó finalizada hacia fin de año, de la planta depuradora de cloacas, de la ampliación de las redes domiciliarias de servicios y de viviendas. En todos los casos resaltó el aporte de fondos provenientes de la provincia y la Nación.

Luego de repasar las áreas de Deportes y Cultura, sostuvo también la necesidad de replantear el perfil turístico y productivo de la ciudad, y retomó un caballito de batalla electoral, como es la creación de un parque termal en esta ciudad.

Ahorros

Una buena parte del discurso de Etchevarren estuvo signado por la enumeración de ahorros realizados a partir de uso de mano de obra municipal en la obra pública y la administración de sectores como el de Salud.

Dijo que el ejercicio 2008 permitió obtener un superávit fiscal de 883.343 pesos y que "gracias a la correcta administración de la Secretaría de Salud, la dirección del Hospital San Roque y su administración" se bajaron los gastos de mantenimiento de equipos y compra de medicamentos a la mitad: "de 130 mil pesos mensuales hace siete meses atrás a 65 mil pesos actualmente".

Participación

A la hora de establecer lineamientos políticos, Etchevarren se extendió sobre el concepto de participación, corporizado en las visitas barriales -más de 200 en el período- como modo de facilitar la gobernanza y el diálogo entre los ciudadanos. Estableció la necesidad de esta "nueva manera de gobernar, menos jerárquica, basada fundamentalmente en un acercamiento entre el gobierno y la gente, que pretende terminar con la concepción y creencia de que ambos estaban alejados". Señaló que éste es "el cambio mayor que lleva adelante esta gestión, ya que el ejercicio de la participación ciudadana queda asociada a una moderna, eficiente, legítima y transparente forma de gestión municipal haciendo que los habitantes de la ciudad se transformen en verdaderos ciudadanos".

Aprovechar la crisis

Rompiendo el protocolo, en el tramo final de su discurso, Etchevarren bajó del estrado y se dirigió directamente a la concurrencia, haciendo un llamamiento a aprovechar las oportunidades que brinda la crisis para poder hacer "un Dolores más moderno, más integrado y más desarrollado".

Comentá la nota