El intendente dijo que Morino debería asumir su banca en diciembre

En entrevista con LA VOZ, el intendente Osvaldo Cáffaro dijo que el secretario de Gobierno, Aldo Morino, debería asumir su banca en el Concejo Deliberante porque "es lo que eligió la gente" el pasado 28 de junio y porque "jerarquizaría la tarea legislativa".
No obstante, reconoció su vital importancia dentro del Ejecutivo y manifestó que la decisión aún no está tomada.

Morino, quien tiempo atrás manifestara sentirse a gusto y capaz realizando cualquiera de las dos actividades, había señalado que su voluntad de asumir como concejal estaba supeditada a la decisión que emanara del propio mandatario municipal. Aunque existe un alto porcentaje de probabilidad de que ésta sea la disposición, existe aún un proceso de evaluación de cara a todos los cambios que se producirán el próximo 10 de diciembre.

"Lo estamos conversando", le dijo Cáffaro a este matutino, "creo que debería ser parte del Concejo porque es lo que la gente eligió".

El jefe comunal destacó el actual desempeño de Morino y reconoció su vital importancia dentro de su equipo de Gobierno pero, dada la experiencia del funcionario como edil años anteriores, consideró que cumpliría un papel fundamental defendiendo las políticas del Ejecutivo dentro del recinto legislativo.

"Aldo (Morino) es una persona muy importante en todo lo que tiene que ver con lo cotidiano y en todo lo que es el desarrollo del Ejecutivo, el hecho de que tenga que ir al Concejo nos genera una dificultad", dijo Cáffaro. Sin embargo, agrego que "hay que reconocer que también jerarquizaría el ámbito legislativo, por eso todavía lo estamos evaluando".

Cabe recordar que tras la contienda electoral de junio pasado, el oficialismo -que perdió cuatro bancas al acompañar al kirchnerismo- obtuvo cuatro concejales: Morino, Patricia Moyano, Rodrigo García Otero y Aníbal Fumaneri, todos actuales funcionarios. En ese contexto, Cáffaro adelantó que, al menos uno de ellos, no ingresaría como legislador ya que representa una función primordial en su equipo de gobierno.

"La mayoría va a ir al Concejo pero habrá alguna excepción que es lo que todavía estamos analizando", agregó.

Aunque el intendente no informó quién será, en los últimos días trascendió que se trataría de su esposa y secretaria de Desarrollo Humano y Promoción Social, Patricia Moyano. Versión que recobra fuerza teniendo en cuenta lo manifestado por el propio mandatario la semana pasada cuando expuso su intención de poner más énfasis en el área social y económica de la comunidad tras los logros alcanzados para mejorar la infraestructura pública.

"TENER MINORÍA EN EL CONCEJO ES UNA DIFICULTAD"

Si bien Cáffaro obtuvo el triunfo en las últimas elecciones, no le sirvió de mucho para cambiar por completo su situación en el Concejo Deliberante donde actualmente no cuenta con ningún edil oficialista. A partir del 10 de diciembre dependerá mucho del acompañamiento de fuerzas que podrían resultar aliadas como la Coalición Cívica y algunos referentes justicialistas.

Unión PRO ocupará tres bancas, Silvia Baccino, Alberto González y Carlos Salomón, y el kirchnerismo reforzará dos con Héctor García Cosentino y Roberto Huergo, dado su mismo origen, el peronismo, se espera que en los temas de mayor relevancia todo el justicialismo vote en un bloque unificado, lo que significaría una complicación para el Ejecutivo.

"Tener minoría en el Concejo es una dificultad", expresó el intendente. "Pero así como en algunos temas he dicho que se nos han generado perjuicios como en el caso del Parque Urbano en el que se dijo que no por decir que no, creo que hay un grado de racionalidad bastante alto como para comprender que la gente quiere vivir mejor y que es importante que todos trabajemos por la comunidad, espero que así sea", agregó.

Comentá la nota