El intendente dice que hubo consulta previa

NEUQUÉN (AN).- Con mapas y copias ampliadas de las boletas electorales que presentó el MPN en las dos elecciones que se realizaron desde la municipalización de Villa Pehuenia, el intendente Mauro del Castillo fue quien con mayor firmeza respaldó la decisión que en 2004 tomó el gobierno provincial. Y lo hizo, no desde los aspectos jurídicos, una incursión que en la que se empantanó el representante legal del gobierno provincial, sino desde el convencimiento de haber consultado y dado el lugar a la participación de las comunidades en el proceso.
Juan Carlos Fernández, abogado por la provincia, basó su presentación en la necesidad de "ajustarse a la constitución y la ley" y remarcó que volver a una instancia previa sería reinstaurar procesos "mucho más autoritarios" que el actual, que "es el mejor sistema previsto para garantizar los derechos de las comunidades".

El intendente fue el último en tener la palabra. Afirmó que "se dijeron muchas mentiras para hacernos sentir culpables de un delito difícil de remediar" y recordó que en 2004, la población de la villa duplicaba los 500 habitantes que la Constitución provincial indica para crear una municipalidad. Aseguró que la definición llegó tras "un proceso tremendamente participativo".

Destacó que desde la municipalización se realizaron dos elecciones y que miembros de las comunidades Puel, Plácido Puel y Catalán participaron de esos procesos. Incluso mostró los nombres en gigantografías de las boletas que utilizó el MPN y en notas en las que constan sus firmas, cuando grupos de vecinos las presentaron ante la Legislatura para pedir la creación del municipio.

Rebatió estos argumentos el representante del Obispado, Martín Andreas Gottle, quien recordó que la consulta no se limita a pedir una autorización a un jefe, sino que se deben respetar los métodos de decisión de las comunidades, basados en el consenso y en el debate en asambleas.

Comentá la nota