EL INTENDENTE Y EL DELEGADO DE UOCRA VIAJARON AL MINISTERIO DE PLANIFICACIÓN

En la mañana de ayer, el dirigente gremial de UOCRA, Daniel Sagrera, conversó con nuestro medio para dar a conocer el resultado de las gestiones que realizó en la jornada del jueves en Buenos Aires junto al Intendente Municipal Jorge Ugarte.
Sagrera mostraba signos de cansancio "Llegamos a las 3 de la mañana, y a las 6 me fuí a Tandil para hacer unas gestiones y ahora estoy de vuelta acá", aunque optimista con la faena del día anterior. "Creo que nos fue bien, podemos catalogarlo como bien. Hay que cumplimentar distintos recaudos legales todavía"

El representante de UOCRA viajó el jueves a Buenos Aires junto al Intendente y el Asesor legal del Municipio, para gestionar en el Ministerio de Planificación Federal de la Nación una salida a este conflicto que desde Noviembre mantiene el Municipio con la Empresa y que tiene desde Marzo sin percibir los haberes adeudados a más de 40 obreros.

"Nos reunimos con un abogado del Ministerio de Planificación. Se le explicó todo lo concerniente con la problemática con la empresa. Se va a rescindir el contrato unilateralmente por parte del Municipio, para cumplimentar los pasos legales para seguir la obra." dijo el Delegado Gremial.

Respecto de los pagos, Sagrera informó que "Acabamos de reunirnos con la gente. Saben que se trabaja en eso. El martes va a sesionar el Concejo y se va a tratar este tema. La empresa ya reconoció la deuda y sabemos lo que cada trabajador merece" Sin embargo, se mostró cauteloso para definir el monto total de lo que deben cobrar los obreros "Hay que analizar. Se fue entregando algo y hay que ver caso por caso"

Agregó que "Lleva un tiempo legal para condicionar a la empresa que tuvo trabajadores en negro y en condiciones infrahumanas. El Municipio tiene elementos para rescindir el contrato. El compromiso del intendente es claro. La obra se va a terminar con trabajadores de Rauch"

En la sesión del próximo martes, se va a tratar un proyecto del Ejecutivo pidiendo autorización para avanzar con la rescisión de la Licitación. Por ello, se supone que el Ejecutivo deberá trabajar a contrahorario para reunir todos los elementos necesarios y elevarlos al recinto deliberativo.

Mientras tanto, 40 obreros siguen esperando cobrar una deuda que, en la mayoría de los casos, supera los $ 2.000 "Lo tomaron como lo tienen que tomar. La gente quiere cobrar hoy, pero se dieron cuenta que se está trabajando para eso. No se sabe si van a cobrar en dos o en veinte días."

Comentá la nota