El intendente de Coronda, jaqueado por millonaria demanda judicial

El intendente de Coronda, jaqueado por millonaria demanda judicial
Coronda.— La jaqueada gestión del intendente local Juan Carlos Naón transita por una delgada cornisa: a la delicada crisis institucional del municipio por una deuda salarial acumulada a lo largo del último semestre, al mandatario se le sumó ahora una millonaria demanda civil y una querella criminal de un estudio jurídico de la ciudad de Córdoba por el accidente de tránsito que protagonizó el mes pasado, y en el cual murieron dos jóvenes motociclistas.
Familiares de Marcelo Daniel Sánchez (32) y María Belén Lamas (17), la pareja de la localidad de Tacural fallecida después de que la moto en que viajaban chocara frontalmente contra el automóvil Chevrolet Astra, propiedad de la Municipalidad de Coronda y que el propio intendente manejaba por una ruta cordobesa, brindaron detalles a la prensa de la acción judicial por 1,3 millón de pesos entablada contra Naón. Y además anunciaron que en los próximos días se presentarán como querellantes particulares ante la Fiscalía de San Francisco, a cargo del doctor Jerónimo López, para "proseguir hasta la última instancia" una demanda penal contra Naón.

Anuncio accidentado. El anuncio lo formularon acompañados por los profesionales patrocinantes del estudio jurídico Bolatti-Méndez, Asociados en Accidentología de la ciudad de Córdoba, no sin tener que sortear algunos inconvenientes en su breve estada en la ciudad cabecera del departamento San Jerónimo, a la que Naón gobierna desde hace dos mandatos consecutivos.

Sucede que en el bar céntrico en el que habían citado a los medios de comunicación apareció anteayer un cartel que sorpresivamente anunciaba "cerrado por duelo".

La intervención del Ministerio de Seguridad de la provincia, que ordenó a la policía habilitar el local, impidió que los familiares y profesionales tuvieran que improvisar el encuentro con el periodismo en la plaza de Coronda, como ya lo tenían decidido. Finalmente, la conferencia de prensa, a pesar de insistentes versiones de aprietes a algunos medios de comunicación por parte de la Intendencia para que no concurrieran, fue nutrida y se desarrolló en un marco de absoluta normalidad, según consignó a LaCapital Hugo Grassino, vocero del estudio Bolatti-Méndez.

"Nuestros abogados incoaron una demanda por un millón trescientos mil pesos contra la compañía Sancor Seguros", con la que se mantiene una negociación extrajudicial con el fin de evitar el juicio, explicó Grassino a este diario. No obstante, indicó que "aunque se logre arribar a un arreglo previo con la compañía de seguros, que en tal caso no acarrearía consecuencias legales al municipio, paralelamente se iniciará una querella criminal contra Naón".

La abultada suma de la demanda civil obedece a que Marcelo Sánchez dejó cuatro hijos, de dos matrimonios anteriores. "Los Lamas y los Sánchez son dos familias trabajadoras y muy humildes de Tacural que ni siquiera pudieron pagar el traslado de los cuerpos desde Sunchales, donde fueron velados, hasta el lugar del sepelio en su pueblo", indicó Grassino.

¿Pagará el municipio? Al subsistir en la causa el secreto de sumario aún no se conocen los resultados de dosajes de alcohol practicados a Naón, ni tampoco las pericias hechas al vehículo oficial, un Chevrolet Astra adquirido por el sistema de leasing (alquiler con opción de compra) por el municipio corondino.

"Si se desprende que el intendente conducía alcoholizado o superaba la velocidad permitida, la aseguradora se exime de las responsabilidades que le caben por ley y quedará abierta la vía legal para demandar al municipio", anticiparon los letrados de las familias que, más allá de las responsabilidades civiles, pretenden que la Justicia investigue "hasta las últimas consecuencias" si hubo responsabilidades penales por parte del intendente.

"No nos explicamos aún cómo nadie del municipio tomó contacto con nosotros, ni siquiera para solidarizarse, porque en el accidente perdimos a nuestros hijos", afirmaron los familiares de las dos víctimas fatales.

Comentá la nota