El intendente de Coronda amenaza con renunciar

Coronda.— "No tendría problemas en dar un paso al costado; si alguien puede hacer algo superior en Coronda, en pos de la mejor calidad de vida, no tendría problemas en renunciar", declaró ayer el intendente local, el justicialista Juan Carlos Naón, en referencia a los graves problemas económicos y financieros que atraviesa el municipio y por los que, entre otras consecuencias, los trabajadores municipales vienen desarrollando medidas de fuerza desde hace unos meses y ayer concretaron un piquete en la intersección de la ruta 11 con el acceso a la autopista a Rosario.
Naón admitió ayer en declaraciones a medios de la capital provincial que "no se avizora una solución en el corto plazo", y que ya pidió ayuda económica a los gobiernos nacional y provincial. Coronda cuenta con unos 18 mil habitantes.

El intendente detalló: "Le pedimos una ayuda a la provincia, pero es un paliativo que vamos a tener. El problema estructural de Coronda viene desde hace mucho tiempo y tenemos que hallar una solución definitiva. Ojalá que la encontremos entre el municipio y la provincia".

Corte de ruta.Cabe recordar que los 217 empleados municipales locales que ayer cortaron la ruta 11 atraviesan un conflicto que se inició hace nueve meses y que desde hace seis trabajan en horario reducido y mantienen permanentes asambleas en las puertas del municipio, tras las que deciden el organigrama de una protesta que se acrecienta ante la falta de pago de los sueldos de marzo y abril.

Naón remarcó en sus declaraciones que "si no obtengo una ayuda económica, creo que voy a dejar el cargo para que venga alguien más simpático que pueda conseguir los fondos necesarios. "El problema estructural de Coronda data de mucho tiempo y tenemos que buscarle una solución definitiva".

El pedido de ayuda. A nivel provincial, la secretaria de Municipios y Comunas, Mónica Bifarello, confirmó haber recibido un pedido formal oficial del municipio de Coronda de un anticipo por la emergencia que declaró el Concejo local y que asciende a $1.300.000.

"Estamos evaluando técnicamente la solicitud —indicó la funcionaria—; es cuestión de días. Analizamos que estén todos los números que deben presentar y sobre eso se calcula la capacidad de endeudamiento del municipio, porque el anticipo es un préstamo, más blando, pero préstamo al fin". Bifarello aseguró: "En días estaremos en condiciones de dar ese anticipo, que se usaría básicamente para pagar sueldos".

El piquete. La protesta de los municipales corondinos subió de tono ayer con un piquete que comenzó a las 9 con un corte de la ruta 11 que incluyó quema de cubiertas, la distribución de volantes y la presencia de empleados municipales de Santa Fe, San Jorge, Laguna Paiva, Gálvez y Granadero Baigorria. Luego, los manifestantes se concentraron ante el municipio, donde Naón recibió a un grupo de dirigentes de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram).

En el encuentro con los gremialistas el intendente informó haber elaborado toda la documentación que exige la provincia para concretar un adelanto de coparticipación. También confirmó que la Secretaría de Hacienda municipal pagará entre un 40 y 50 por ciento de adelanto, a cuenta de marzo, con recaudación propia.

Comentá la nota