El intendente de Córdoba pide plata para sueldos

El intendente de Córdoba pide plata para sueldos
Es el kirchnerista Giacomino. Viajará a verlo a De Vido. Necesita 43 millones.
El intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, está en apuros. Necesita $ 43 millones para pagar los sueldos de diciembre a los más de 10 mil empleados municipales, nucleados en uno de los gremios más fuertes y combativos de esta Provincia, el SUOEM.

Además de juntar peso a peso los impuestos, el autoproclamado "soldado" de Cristina Kirchner, viajará la próxima semana para visitar al ministro de Planificación, Julio De Vido. Su intención: que le reconozcan lealtad y con urgencia le depositen 15 millones de los 20 que pidió a la Nación y que ésta se comprometió a enviarle.

No ha sido un buen año para Giacomino: a sus constantes discusiones mediáticas con su ex amigo Luis Juez, sumó la renuncia de varios hombres de su gabinete y el largo y virulento conflicto con los municipales liderados por Rubén Daniele, un hombre que lleva más de 20 años al frente del gremio y de quien se dice, "ha tenido de rehén" a más de un intendente.

A semejante panorama hay que agregarle los últimos disturbios con detenidos durante la última suba del aumento del boleto urbano en el Concejo Deliberante y las tormentas de hace uunos días que desbordaron canales y cloacas, y aportaron críticas a la gestión.

Como si esto fuera poco, el mismísimo gobernador Juan Schiaretti salió --aliviado por su propio acuerdo con la Nación que le evitó la emisión de bonos y en un tono casi paternalista-- a ofrecerle ayuda y hasta consejos para hacer desagües: un salvavidas de plomo que ni esperaba --ni necesitaba-- este médico de voz aflautada que, en dos años de gestión, parece no haber aprendido a nadar en las turbulentas aguas de la política cordobesa. Un hombre que aspira a la gobernación en el 2011 o al menos así lo demostró en pancartas que desplegó ante la Presidenta, cuando vino a encabezar el acto de reestatización de la Fábrica Militar de Aviones.

En las últimas horas, en declaraciones a una radio cordobesa, Giacomino volvió a quejarse de su ex jefe político, Luis Juez acusándolo de "nombrar --antes de dejar la Intendencia-- más de mil empleados que fueron puñales clavados en la espalda". Ahora, su esperanza está puesta de lleno en la ansiada y prometida retribución K para poder hacer frente a los sueldos y evitar así un cierre de año conflictivo.

Comentá la nota