Intendente, complicado en las finanzas

El intendente de Federación, Manuel Abreu, hizo un balance sobre la gestión. Allí dio un pantallazo sobre la situación económica financiera de la Municipalidad de Federación, caracterizada por un déficit donde las obras públicas en la comuna prosiguen por ser fondos afectados con anterioridad. El cuadro se completa con la situación política, donde los recambios son adversos al intendente tanto por la oposición radical como por la fractura del propio justicialismo, lo que impide la aprobación del Presupuesto 2010 en el Concejo Deliberante.
"Económicamente el municipio cierra bien, pero financieramente no", explicó desde su óptica. A renglón seguido detalló: "económicamente, nosotros tenemos fondos para obras de infraestructura, fondos afectados", pero que "lo que no tenemos es finanzas para hacer frente a las obligaciones normales con los proveedores y pago de horas extras al personal".

Abreu apuntó además que el déficit de la Comuna trepa a un monto superior al $1 millón e indicó que "el movimiento anual que tiene el municipio se vio afectado porque los ingresos son menores que los egresos", aseguró.

El Ejecutivo Municipal se propone para el año 2010 un Presupuesto de $29 millones, cuatro millones más que los 25 con los cuales debió conducir el municipio en 2009.

El Concejo Deliberante no aprobó la propuesta, presa tanto de la oposición radical como de las fisuras del propio justicialismo entre bustistas y urribarristas. "Lamentablemente tuvimos que arrancar con el presupuesto reconducido y con una ordenanza impositiva desactualizada. Eso nos preocupa un poco porque no nos permite generar recursos", reconoció Abreu, quien propuso "el aumento de los sellados, aumento de tasa de higiene, seguridad y profilaxis por la actividad comercial, y la tasa general impositiva que es por barrido , limpieza y alumbrado público". Página Política

Comentá la nota