El intendente Cobarrubia exigió que se suspendan los trabajos.

"Solicito formalmente que se suspendan los trabajos de limpieza del cauce y remoción y retiro de material, hasta tanto se haga un estudio de impacto ambiental que analice profundamente los daños que se generaron y aquellos que se generarán al medio", dijo el intendente de Dina Huapi.
El intendente de Dina Huapi, Hugo Cobarrubia, envió una carta formal al ingeniero Eduardo Lence, encargado del campamento Bariloche de Vialidad Nacional, "en virtud de que las obras de limpieza del cauce del río Ñirihuau han producido un evidente deterioro del margen sobre nuestra comunidad y un desmejoramiento del medio, sobre un lugar que reviste históricamente un sentimiento de pertenencia muy fuerte entre los vecinos".

"En la reunión llevada a cabo el pasado 4 de julio en el puente sobre el río Ñirihuau, se nos procedió a explicar personalmente a vecinos y autoridades sobre los trabajos, pasándose en limpio la clara necesidad de continuar los trabajos de específica relación con la reparación del puente y sus bases – puntualmente el cono ubicado sobre la margen Sur – pero no así aquello que tiene que ver con la limpieza del cauce y correspondiente remoción y acopio del material fuera del ejido urbano de Dina Huapi", expresó el jefe comunal.

"Es por esto, que solicito formalmente que se suspendan los trabajos de limpieza del cauce y remoción y retiro de material, hasta tanto se haga un estudio de impacto ambiental que analice profundamente los daños que se generaron y aquellos que se generarán al medio y las posibles alternativas que permitan terminar los trabajos sin producir daño, reparando además los ya producidos", pidió Cobarrubiua.

"Mientras tanto se continúen los necesarios trabajos de reparación del puente, ya que dicha reparación redunda en un claro beneficio para la comunidad", finalizó en la misiva.

Comentá la nota