Intendente de Castex respalda Ley de Retiro Voluntario

Juan Chiquilitto dijo que está de acuerdo con la iniciativa que presentó el peronismo en la Cámara de Diputados. "Nos interesa sobremanera una legislación para empleados públicos", aseguró.
Las autoridades gubernamentales castenses consideran que una Ley de Retiro Voluntario para los empleados de la administración pública sería muy beneficiosa para la comuna. El análisis indica que la planta permanente municipal cuenta con trabajadores de edad avanzada que están limitados para algunas tareas, una situación que genera mayores costos de funcionamiento porque para determinados trabajos deben recurrir a personal contratado o jornalizado.

"Tenemos un problema con el personal que ingresó a la administración pública, que tiene edad para jubilarse, pero no los años de aporte. Por eso hay que buscar una solución a este inconveniente y sanear las arcas municipales", manifestó el intendente Juan Chiquilitto.

Las autoridades consideran que el municipio está sobrecargado de trabajadores. El último ingreso masivo de empleados municipales se produjo en 1998, durante la gestión de Adolfo Sala, cuando ingresaron 40 personas a la planta permanente. Actualmente, la municipalidad tiene un costo mensual de casi medio millón de pesos en salarios.

"A aquellas personas que 'ingresaron tarde' a la administración pública y necesitan llegar a una edad muy avanzada para retirarse, tendríamos que solucionarles el problema para que se puedan retirar y, a la vez, tendríamos un ahorro muy grande en los municipios", razonó Chiquilitto.

Coparticipación.

La municipalidad ya presentó un pedido de anticipo de coparticipación de más de 200 mil pesos a Provincia, para poder cumplir con el pago de los aguinaldos de los empleados. "Tendremos egresos muy importantes, estimados en 600 mil pesos, a fines de junio y hay preocupación", admitió el jefe comunal en declaraciones realizadas tras el acto por el Día de la Bandera en el colegio General Manuel Belgrano.

Comentá la nota