El intendente Carlos Sánchez expresó

Consideró en un diálogo con este diario que el período próximo a terminar fue "de mucha gestión". Y mostró expectativas en que puedan lograrse importantes obras para el distrito. También aguarda que mejore la situación del campo. Realizó un amplio análisis de 2008 y brindó su opinión sobre aspectos centrales del ámbito municipal
Carlos Sánchez tiene en claro que el año próximo puede reflejar "varios problemas que estamos teniendo con el campo que son de precios internacionales, de políticas nacionales, de clima en nuestra zona por la sequía" y agregó que "ahora se suman en la región los daños por la tucura". Por tal motivo, subrayó que se debe afrontar con "mucho diálogo, mucha paciencia y mucha imaginación para que los vecinos de Tres Arroyos no tengan dificultades en su vida diaria". No obstante, en una entrevista con LA VOZ DEL PUEBLO, señaló que "si nos ayuda un poquito el clima de aquí en más, que al campo le pueda dar algún respiro, los demás rubros van a ir saliendo bien. Creo que no va a ser un año malo". Y con énfasis afirmó: "Tengo una gran esperanza que va a ser bueno".

Accedió a responder sobre temas clave de los últimos meses, definió al período que culmina como "de mucha gestión" y mostró expectativas en lograr el inicio de importantes obras en 2009, dos de ellas a través del gobierno nacional (ver recuadro).

- ¿Qué conclusiones le dejó el pedido de remoción impulsado en enero -que no evidenció mayores avances- a Rafael Oleaga, Carlos Lemble y Alberto Gallardo?

- Marcó un duro paso en el comienzo de 2008. La Provincia no hizo mucho eco al pedido, pero sí se notó que hubo un cambio fuerte en la actitud de la Justicia en general, en Garantías, Menores y Fiscalía. A medida que fue pasando el año, se fue como asentando una forma nueva de trabajar y dio frutos. Hoy estamos pasando por un mejor momento de lo que era el fin de 2007 y principio de 2008. Aunque no tuvo el resultado que se pidió en aquellas notas con 9000 firmas, creo que sirvió para mejorar el accionar.

- ¿Hubo un cambio en la relación entre el Poder Judicial y las autoridades municipales?

- A medida que fue mejorando la actitud, también lo hizo la relación con las autoridades municipales. Tanto es así que hemos tenido reuniones con el Poder Judicial, charlas muy profundas, promesas de colaboración desde todo punto de vista para solucionar el flagelo de la inseguridad que tenemos en el país y que nos toca también a nosotros.

- Otra etapa dura de la inseguridad coincidió con la asunción y el breve paso de María Escujuri en la Estación Policial ¿A través del delito se puede buscar generar inestabilidad o perjudicar a la conducción?

- Creo que no hay una postura de parte de quienes delinquen contra la policía, el poder político o judicial. En algún momento se dio el ataque a los ancianos, aparece una "bandita" en un cierto período, trabajando bien la policía y la Justicia logran que no actúe más; aparecen luego otras formas de delinquir, como pueden ser el robo a comercios o el famoso "escruche" cuando ingresan a las viviendas. Se dan distintas modalidades que en un momento se juntan, no creo que haya nada estratégico para afectar a alguien o enviar un mensaje.

- ¿Qué opinión tiene del caso en que se vio involucrado Walter Solari, quien cumplía una importante función en la policía?

- Es un muy buen trabajo que ha hecho la Fiscalía puntualmente, estar atentos ante cualquier denuncia y mantener a funcionarios con jerarquía controlados.

- ¿Qué efectos provocan las situaciones similares que en los últimos años han tenido como protagonistas a miembros de esta fuerza con cargos de jerarquía?

- Hacen muchísimo daño al trabajo que se hace con honestidad en todos los niveles. Desde el agente de policía, hasta el intendente, pasando por el Poder Judicial, enturbia la imagen de todos como en cualquier institución o empresa. Se han ido descubriendo, no ha pasado más que el castigo que corresponde a quien no se ha comportado como debe.

Conflictos

- ¿Cuál es su evaluación de las medidas de fuerza que llevaron adelante los trabajadores municipales?

- Fue un conflicto totalmente innecesario, por falta de comprensión y de diálogo en serio quizás de las dos partes, no podemos culpar a una sola. Creo que fuimos muy claros desde el primer día que el sindicato vino a plantear un aumento, les respondí que hasta fines de setiembre iba a ser complicado, no contaba con los números como respaldo para otorgar ese tipo de incremento. Al llegar ese plazo pudimos dar un aumento, que no era el que en un primer momento pidió el gremio, pero sí fue importante y requirió un esfuerzo muy grande por parte del municipio. Con simplemente haber esperado se hubiera arreglado, no ocurrió así y se produjo una huelga de 30 días que nos hizo mucho daño absolutamente a todos, al contribuyente, al gremio y obviamente a quienes estamos gobernando.

Llevábamos cuatro años y medio de buena relación, creyéndonos mutuamente en las negociaciones, de un día para otro es como que no se creyó más. Esperamos que la lección nos sirva para las próximas conversaciones. Estoy dispuesto a atenderlos siempre y a dar lo que los empleados municipales requieran cuando esté al alcance del municipio.

- ¿Cómo afectó el extenso reclamo del campo a la economía municipal?

- Cambió en una actitud conservadora, no se sabía hasta que punto podía llegar. Principalmente, lo que dio lugar a modificaciones fue la situación inflacionaria, la economía empezó a mostrar ciertos inconvenientes. De todas maneras, estamos cerrando bien el presupuesto. Para el año que viene habrá que ver nuevamente la inflación, puede disminuir un poco, pero los distintos elementos ya subieron y nos estamos manteniendo con tasas de hace un año o dos.

Tasa polémica

- ¿Persisten las diferencias con los concejales de su partido que no coincidieron con su propuesta de generar una tasa de salud?

- Desde el Ejecutivo lo planteamos por el crecimiento que tuvo el hospital, un tema presupuestario que viene de arrastre y una necesidad de seguir avanzando. Teniendo en cuenta que hemos crecido más que otras ciudades en el área de salud, se requería una pequeña tasa. No ha tenido eco favorable en los concejales, tanto del bloque nuestro como en la oposición, son cuestiones que sí o sí tiene que aprobar el Concejo Deliberante, han considerado que no era el momento y no era necesario. Es un tema terminado, hay que ver cómo nos manejamos en salud en el distrito, va a ser complejo y lo que más lamento es frenar el crecimiento que venimos teniendo, ha sido reconocido a nivel ministerial de la Provincia y de la Nación. Habrá que frenar las expectativas, tampoco está mal porque no siempre tiene que ir todo en una línea ascendente; son momentos, a lo mejor hay que frenarse y pensar como se maneja en el futuro.

- ¿Le molestó la respuesta de los concejales vecinalistas?

- La respeto. La democracia es justamente para eso, que unos opinen una cosa y otros otra. Nadie es el dueño de la verdad. Yo por supuesto estaba convencido que ayudaría para seguir en la línea que veníamos de ordenamiento y crecimiento de la salud, porque se han hecho cosas muy importantes en los últimos cinco años, como una atención primaria de la salud en las salas periféricas. Es una lástima no poder seguir creciendo, pero bueno los concejales han opinado que por ahora no era necesario y trataremos de seguirnos manejando en esa línea.

Proyectos que podrían ser realidad

El intendente enumeró gestiones y obras a las que otorga trascendencia. Sobre la pavimentación de la ruta 72, indicó que falta que se efectúe la firma del contrato entre Vialidad provincial y nacional con la empresa adjudicataria; "se debería estar empezando en febrero o a más tardar en marzo. Es estratégico para nosotros".

Entre las gestiones que tendrán continuidad, mencionó la repavimentación "de 300 cuadras o más de la ciudad cabecera, con algunas que se podrían agregar en localidades del partido. Las circunstancias internacionales y nacionales hicieron que no tengamos todavía la solución a nivel económico".

Realizó una estimación positiva sobre la eventual aprobación por parte del gobierno nacional de la remodelación de Emergencias y consultorios externos del Hospital Pirovano. "En la misma línea de esas obras de Nación está la incorporación de cloacas en Olimpo, Santa Teresita y Villa Italia; seguramente al menos una etapa va a entrar, somos uno de los pocos municipios que tenemos terminados todos los proyectos", sostuvo. Se sumarían a las ya implementadas ampliación en el geriátrico municipal y pavimentación de avenida Libertad hasta el Parque Cabañas.

En este contexto, puso de manifiesto que "ha sido un año de mucha gestión, se ha preparado mucho para 2009". Mencionó la compra de patrulleros en el área de seguridad y con un alcance preventivo, las asistencias técnicas en los barrios; "abarcan a una gran cantidad de chicos que han trabajado en cultura y deporte", afirmó.

Dentro de los trabajos pendientes, incluyó a la remodelación de la Plaza San Martín. Por último, recordó con satisfacción el convenio de fideicomiso para incorporar un lote al Parque Industrial y planteó que es un sector que integra "los fundamentos fuertes que tiene Tres Arroyos", junto con "las carreras universitarias a través del CRESTA, la producción agrícola, un comercio en expansión, y otros niveles de educación y de producción a los que también se debe prestar atención".

Comentá la nota