Ex intendente de Capilla del Monte niega acusación

Marcelo Lusianzoff, quien fuera intendente de Capilla del Monte entre 1995 y 1999 y quien el próximo 3 de marzo, junto a otros cinco ex colegas, irá a juicio oral por una denuncia de malversación de fondos, dijo que “la imputación fue mal armada”.
Según fuentes de la fiscalía del Tribunal Oral Federal 1, a cargo de Maximiliano Hairabedian, que tendrá a cargo el juicio, Lusianzoff está imputado por delito de falsedad ideológica. La denuncia indica que en 1998, el entonces intendente capillense habría certificado la finalización de dos obras públicas por las cuales el Gobierno nacional, a través del ministerio de Trabajo, Empleo y Formación de Recursos Humanos, había girado 40 mil pesos, pero, según se habría podido comprobar a través de una inspección, las obras estaban incompletas.

“Quiero dejar en claro que los 40 mil pesos que dicen que me robé no llegaron a la Municipalidad jamás, sino que eran girados para Planes Trabajar. Es decir que esa plata eran sueldos que cobraban, a través del correo, quienes trabajaban en las obras. Este juicio es mi estigma. Yo tengo esposa e hijos y no es grato ver en los diarios una denuncia así, algo que fue armado”, dijo Lusianzoff, quien en su momento fue el intendente más joven de la provincia, pues llegó a ocupar el cargo cuando tenía 25 años.

“Estoy seguro de que esto se va a caer, porque yo no me robé nada. A diferencia de otras municipalidades, yo hice que quienes cobraban planes trabajaran. Si las obras no se terminaron no fue porque me robé la plata, porque ese dinero iba a sueldos, sino porque la Municipalidad no tenía con qué pagar los insumos”, agregó.

Lusianzoff dijo, además, que “no ve las horas” de que llegue el juicio para “decirle toda la verdad a la Justicia. Ellos hicieron un juicio oral, entonces me van a tener que escuchar. Lo único que yo quería era que me dieran más planes para no tener gente desempleada”, sostuvo.

Otros ex intendentes que afrontarán el juicio son los de Los Cocos , Cura Brochero, Sauce Arriba, San Vicente y Panaholma.

Comentá la nota