"El Intendente no nos atiende y nos aprietan de todos lados"

Vecinalistas de la Sociedad de Fomento del barrio 9 de Julio -cuyo edificio sería rematado tras una demanda laboral realizada por una empleada- aseguraron en declaraciones a 0223.com.ar que atraviesan a una situación "crítica" debido a que desde hace tres meses no perciben el convenio que otorga la Municipalidad , una suma cercana a los $ 16 mil. "Estamos en quiebra, sin un solo centavo y esperando que el Intendente se digne a atendernos", afirmaron.
En diálogo con este vespertino digital, la presidenta de la Sociedad de Fomento del barrio 9 de Julio, María del Carmen Cuzzoni, aseguró que la situación económica que atraviesa la entidad se complica a diario: mientras la sede corre grandes riesgos de ser rematada por disposición de la Justicia como consecuencia de una demanda laboral realizada por una empleada de la asociación, la Dirección de Asuntos de la Comunidad del Municipio le retiró desde hace tres meses el pago del convenio, una suma total cercana a los $ 16 mil.

Según explicó la vecinalista, las demoras en los pagos se deben a que "aducen que estamos atrasados en las rendiciones ante la contaduría, pero lo cierto es que siempre presentamos todos los papeles pero ellos son los que nos rechazan las facturas o nos piden otras cosas permanentemente, atrasando todo".

En ese contexto, y tomando como antecedente el juicio laboral que realizó contra la institución una trabajadora municipal que se desempeñaba en el lugar, Cuzzoni admitió que el gran temor de los socios es que "nos pueda demandar el único empleado que tenemos a cargo y que se ocupa de los arreglos de la plaza o corta el pasto, pero al que le adeudamos el sueldo y sus cargas sociales por la falta del convenio". "Ya nos intimó la AFIP y la ART , mientras que nuestra carpeta está en el área de Legal y Técnica, a la espera de una respuesta", agregó.

Asimismo, la fomentista advirtió que "nos quieren cortar el convenio, al igual que sucedió en 2007, pero hay mucho dinero que la institución ha ido poniendo en estos meses y por ese motivo estamos en quiebra, sin un solo centavo", describió.

"El director de Asuntos de la Comunidad, Marcelo Fernández, nos dijo que está tratando de solucionar el problema pero los tiempos de la Municipalidad no son iguales a los nuestros", afirmó más adelante, al tiempo que instó al intendente Pulti a "dignarse" a atender los reclamos de los vecinos. "Me siento defraudada porque no tengo apoyo del Municipio, el Intendente no nos atiende y nos aprietan de todos lados", remarcó por último.

.

Comentá la nota