El intendente asume que hubo un “error”.

Tarifa: dijo que se dio marcha atrás con el aumento a la tasa de baldíos ya que se cometió un “error”. “Se cargaron mal los datos”, comentó. Por otro lado dijo que la intención del municipio es que haya “unos 8.000 beneficiarios de la tarifa social”.
El intendente Francisco Torroba admitió ayer que hubo un “error” del Departamento Ejecutivo en el momento de fijar las tasas correspondientes a los terrenos baldíos, que sufrieron un sensible incremento. Por eso se decidió dar marcha atrás en la tarifa fijada originalmente y en el caso de aquellos que pagaron se devolverán los fondos correspondientes. Las nuevas boletas, para el caso de los que todavía no pagaron, llegarán en los próximos días.

Torroba explicó que “tomamos como modalidad que las tasas que se cobren tengan que ver con el costo del servicio. Se cargan datos y se simulan tasas. Se cargaron mal los datos en el tema de la tasa por baldío... se cargaron mal los datos, es un trabajo con la computadora. Se ha cometido un error en el Ejecutivo, se le pasó el error al Legislativo -a los dos bloques con representación- y también es atribuible a que un Presupuesto serio merece un trabajo de por lo menos 6 u 8 meses. En abril ya tenemos que estar trabajando para el Presupuesto del año que viene. Tuvimos que asumir problemas del pasado que no hemos terminado de resolver. Tenemos la intención de corregir los errores”, insistió en el programa “Plan B” (FM Sonar 91.3).

También confirmó la incorporación de 2.000 jubilados más a beneficios de descuento y aclaró que si en un mismo domicilio “hay dos personas jubiladas que cobran una pensión o dos jubilaciones, no las vamos a sumar. Entendemos que los jubilados están en una etapa de la vida y una situación social que les demanda de recursos económicos, nuestro aporte va a ser incluirlos en sustanciales rebajas en las tarifas”.

Además el intendente dijo que la intención del oficialismo es que haya “unos 8.000 beneficiarios de la tarifa social”.

Aclaró, además, las diferencias que constan en algunas boletas: “La última facturación incluye dos meses y la nueva tarifa se aprobó el 8 de enero, entonces el mes de enero tiene dos tarifas diferentes; los primeros 8 días no tienen incluido el aumento. Por eso hay una diferencia entre enero y febrero”.

Torroba insistió en defender el tarifazo aplicado por su gestión: “El municipio -recordó- produjo una incorporación masiva en 2007, de unas 800 ó 900 personas; después el gobierno de (Juan Carlos) Tierno contrató unas 300 ó 400 personas de las cuales hay 150 en el municipio, más los aumentos salariales que hubo. Y las tasas no aumentaron desde 2006. Se gastaban cuatro millones de pesos en sueldos y de golpe se pasan a gastar seis millones. Y el municipio recauda por tasas dos millones, muy alejado de lo que gasta para prestar los servicios. Y es una boleta que incluye 5 servicios diferentes”.

Sobre la concentración que se convocó ayer para manifestarse en contra del tarifazo, Torroba apuntó: “Yo entiendo a los vecinos, a nadie le gusta pagar más. Pero hay que tener conciencia de la cantidad de servicios y compararlos con otros”.

- ¿Ustedes compararon con otras ciudades?

- Sí.

- ¿Los santarroseños no pagan tasas muy altas?

- No, comparados con otras ciudades no. Pero el objetivo es que el vecino pague lo menos posible, manteniendo un municipio equilibrado. Hay un problema que hace falta repensar: el funcionamiento del sistema municipal institucional. Los municipios tienen cada vez mayores responsabilidades y los recursos no son suficientes, cada vez se recepcionan menos recursos en proporción a los presupuestos de los gobiernos centrales.

Comentá la nota