El Intendente admitió que se debieron "resentir servicios" para bajar los gastos

Confió que en diciembre las cuentas comunales cerrarán "bastante cerca del equilibrio".
El intendente Mario Meoni reconoció que los municipios de todo el país experimentaron un fuerte desfasaje en sus cuentas durante el último año, debido al aumento de costos y de salarios que "desequilibraron bastante las cuentas municipales, mientras que el conflicto del campo hizo bajar la recaudación por coparticipación, además de la Gripe "A" que tuvo un impacto importante en todas las economías en los meses de julio y agosto".

El jefe comunal dijo que en el caso del municipio de Junín "se han dejado de hacer algunas cosas". "A veces –dijo- la gente se molesta porque hay tal o cual cosa que no está en condiciones pero esto sucede porque los recursos no dan y porque no se autorizaron los aumentos de tasas en el momento en que nosotros lo reclamamos".

Señaló Meoni que "esto ha generado que debamos resentir algunos servicios pero con esto hemos logrado bajar los gastos del Municipio, equilibrando bastante las cuentas municipales".

Estimó que para el mes próximo "vamos a estar bastante cerca del equilibrio".

Relación con el Concejo para 2010

El intendente Mario Meoni manifestó su esperanza de que con la nueva conformación del Concejo Deliberante a partir del 10 de diciembre "se puedan promover algunas de las cuestiones que no avanzaron este año como el endeudamiento por cinco millones de pesos para iniciar la obra del paso bajo nivel de Rivadavia y los cinco millones para la repavimentación que por no haberse votado este año, en 2010 habrá 20-30 cuadras menos por un aumento de costos debido a la inflación".

Agregó que "esperamos conseguir y lograr esas cosas y seguiremos dando explicaciones de cada una de las cosas. Creo que muchas veces el Concejo Deliberante no vota favorablemente algunos temas por una cuestión de posicionamiento político. Pienso que tienen todo el derecho de decir que no votan un tema porque no coinciden conmigo pero me parece que cuando se buscan argumentos de otra naturaleza, hay mala fe".

A renglón seguido manifestó el jefe comunal que "cuando yo era concejal, no subía jamás un funcionario a dar explicaciones de nada y jamás se contestaban proyectos de comunicación. Nosotros contestamos proyectos de comunicación y los funcionarios están todos los días en el Concejo Deliberante".

La "mala fe" de algunos ediles

"Muchas veces -agregó- nos piden la presencia de los funcionarios pero después los concejales no están presentes" y puso como ejemplo que la secretaria de Economía, contadora Malena Baro "debe haber ido a sesenta reuniones al Concejo Deliberante y llama, entonces, poderosamente la atención de que algunos concejales no entiendan de qué se tratan algunas cosas. Yo creo que tienen mala fe directamente, porque cuando hablamos de presupuesto, de tasas, de costos, de funcionamiento del Municipio y demás, está todo muy claramente explicado por la contadora y cuando no se acompañan estas cosas es porque hay un sentido de oposición que pesa más que cualquier interés ciudadano".

Comentá la nota