La intención es permitir entre cinco y seis pisos La idea de limitar la altura de las torres va teniendo aceptación

Desde las inmobiliarias piensan que la propuesta impulsada por el intendente es positiva. Entienden que mejoraría el mercado y la estética. Desarrolladores creen que debería acompañarse de otras medidas.
En las últimas horas, el intendente Humberto Zúccaro dio a conocer su intención de que, a partir del año próximo, los edificios de departamentos que se construyan en cualquier punto del distrito no superen los cinco o seis pisos de altura. Consultados por El Diario, una serie de referentes del sector se mostraron de acuerdo con la iniciativa, que implicaría además un cambio en el código de zonificación.

"Me parece muy buena idea –indicó Horacio Ferreccio, de la inmobiliaria Serrano-Ferreccio-. Aunque parezca mentira, yo estoy vendiendo una torre de trece pisos, pero me parece que deberían tener un límite". Algo similar a lo propuesto por el jefe comunal se aplicó en el Municipio de Tigre hace poco más de un año, debido a la proliferación de torres en la zona ribereña de ese distrito.

A su vez, el hombre señaló que "sería muy importante extender la zona urbana comercial y administrativa, no puede ser que tengamos una torre en la calle Tucumán y en la calle siguiente no podamos hacer más de dos o tres plantas".

Sobre el posible cambio de zonificación, Ferreccio expresó: "Me parece fantástico, enhorabuena que sea así. La gente iba desesperadamente hacia la torre de trece pisos, pero incluso a quien construye le sirve más hacer un edificio de menos altura, porque va a haber una rotación más rápida en la venta, se termina de construir antes, así se acortan los tiempos. No creo que vaya a afectar las ventas, todo lo contrario".

Además, acerca del embellecimiento estético del centro, señaló que "la entrada a la ciudad por la calle 11 de Septiembre está llena de casitas viejas con gente a la que le gustaría mudarse. Si esos lotes pueden valer un poco más, realmente podemos tener una entrada más linda, hay que armonizar esa zona".

Por su parte, Jorge Vallier –de la inmobiliaria homónima- comentó que "personalmente no lo veo mal. Creo que es algo prudente, no se pueden tener torres de tantos pisos, Pilar era el interior del país y ahora ya estamos pegados a Buenos Aires". Si bien aclaró que no conoce el proyecto en profundidad, el empresario recordó que "la transformación de Pilar se está haciendo día a día: cuando dije que los bancos tenían que estar todos juntos en un lugar -sobre la calle Tucumán- lo logré. Eso lo hicimos nosotros, por ejemplo con el Banco Nación".

Asimismo, Vallier agregó: "Creo que esta medida es prudente, los edificios no deberían tener más de cinco o seis pisos. Es una opinión muy personal, pero creo que está bien que sea así".

Cautela

Al dar a conocer su intención, el intendente Zúccaro manifestó que las razones del cambio obedecen no sólo a cuestiones estéticas sino también para paliar la saturación del servicio de agua y cloacas de la zona.

"Sin conocer los fundamentos es muy difícil dar una opinión", se excusó en un principio Fredi Llosa, de Arquinova Casas. Sin embargo, el profesional brindó su punto de vista, más cauteloso que los anteriores: "Creo que no es una medida ‘per se’ que tenga ninguna incidencia. No me disgusta, me parece que podría ser interesante, razonable estéticamente".

Llosa agregó que la iniciativa "es una idea, y como tal es defendible o cuestionable. Creo que es importante que el intendente tenga una preocupación por el entorno arquitectónico y urbanístico estético, por encima de los intereses inmobiliarios. A partir de eso, (la propuesta) pasa a ser una más de docenas de ideas que se pueden plantear para configurar un espacio urbano, con intención de definir qué tipo de ciudad queremos para vivir".

Por esto, el hombre de Arquinova señaló que "me parece oportuno, sería interesante hacer una altura de cinco plantas, siempre y cuando se completen las otras docenas de elementos que hay que tener en el planeamiento urbano, porque no ganamos nada teniendo un edificio de cinco plantas que ocupe el 100% del lote". Por último, agregó: "No creo que haya un uso en alguna zona de Pilar que requiera más altura que esa, pero con eso no se va a solucionar el problema de cloacas -que en el distrito es dramático-, ni el de infraestructura, o el de desagües fluviales, ni menos aún el del estacionamiento".

Contra los condominios

Más allá de su apoyo a la posibilidad de limitar la altura de las torres, Horacio Ferreccio opinió: "Otra cosa que hay que parar es el tema de los condominios en Villa Morra, que es un lindo barrio y la gente está viviendo en cuartitos. Hoy ya no es tanta la necesidad de vivienda, estamos por encima de la posibilidad".

Comentá la nota