"La intención para visitar la provincia es realmente altísima"

El mayor interés se concentra en lo cultural y religioso que ofrece la Madre de Ciudades.
Las expectativas para la temporada turística invernal 2010 en la provincia son muy buenas. Al respecto, el subsecretario de Turismo de la Provincia, Jorge Martínez, manifestó a Nuevo Diario que "la intención de viaje a Santiago es altísima".

En este sentido explicó que a partir de mayo o abril, cuando la temporada quedará inaugurada, habrá un importante movimiento en la provincia. Es más, dijo que los operadores de turismo que realizan una proyección a largo plazo, en la última reunión del Consejo Federal han manifestado una tendencia muy clara de visitantes para conocer el territorio provincial, por lo que avizoraban una muy buena temporada para toda la región.

Otro de los indicios que hacen suponer que Santiago recibirá muchos turistas en los próximos meses es que durante la promoción que se realiza en Cosquín hay una gran cantidad de visitantes europeos, quienes han manifestado un marcado interés en el turismo religioso y cultural que puede ofrecer la provincia.

El subsecretario de Turismo reconoció que el gobernador Zamora desde su gestión ha tenido una fuerte política turística, y que en este año del Bicentenario se tiene pensado una gran cantidad de actividades que serán excluyentes en el mes de julio.

Un tercer aspecto que destacó el licenciado Martínez es que durante la Fitur, realizada en enero en España, dentro de lo que fue la promoción de la región norte de Argentina, hubo interés en Santiago y en su historia como Madre de Ciudades. Tal es así que desde el Gobierno provincial se realizará folletería en diferentes idiomas para atraer al turismo internacional, que en esta experiencia ha demostrado estar interesado en conocer la cultura local.

Turismo religioso

En lo que refiere al turismo religioso, explicó que la presencia de la réplica de la Sábana Santa, la historia de San Francisco Solano y el circuito que se genera a partir de la ubicación a pocas cuadras entre cada una de las iglesias, es un atractivo para muchos visitantes. Una de las problemáticas que tendrán que solucionar, explicó Martínez, será el horario en el que permanecerán abiertos los templos, ya que la siesta durante el invierno santiagueño se presta para recorrer la ciudad y éstos permanecen cerrados. Una de las propuestas que se planteará a los párrocos será la disposición de personas que oficien de guías, pero además la presencia de personal de seguridad para evitar la presencia de vándalos, y de esta manera brindar más tiempo a los turistas para visitarlas.

Por último, indicó que de no variar la situación política y social del país, que en muchos casos genera incertidumbre sobre todo en los turistas, por las variables económicas que pudieran surgir, este será un muy buen año para la provincia.

Comentá la nota