"Si la intención es un nuevo negociado, lo denunciaremos"

El titular de uno de los segmentos opositores en la ciudad lanzó sus críticas contra el intendente municipal y no descartó que se esté pensando en promover un nuevo "megacanje"
El secretario de Ambiente de la Provincia, Raúl Costa, quien lidera uno de los segmentos opositores en la ciudad, especuló que luego de haber transcurrido cerca de 3 años de lo que se dio en llamar el "megacanje", es posible que en el presente se esté pensando desde el Gobierno municipal "en un nuevo negocio pero bajo otra forma", aún cuando comprometió que si aparece algo "claro y honesto, lo vamos a acompañar".

Esta posición, Costa la hizo pública ante el requerimiento periodístico por los dichos que formuló la concejal Verónica Vivó, sobre lo cual en primer término observó que "en función de las declaraciones de Vivó no tengo nada que decir, primero porque no las he leído, y en segundo lugar me tiene sin cuidado porque no tiene expresión propia, habla por boca de (Eduardo) Accastello", en alusión al intendente municipal.

De inmediato aceptó que "le voy a contestar a Accastello que es el autor intelectual de esa nota", en la que Costa fue duramente aludido por su permanente rol opositor, donde se señaló que no aporta ideas, ni propuestas y hasta se lo definió de "mega mediocre", junto a Jorge Valinotto (ver nota aparte).

Un nuevo negocio bajo otra forma

Costa, luego de conocer la posición de Vivó a través del planteo periodístico, según expresó, todo lo cual atribuyó al intendente, dijo que "si de la nada, ya que no hay nada que amerite volver a hablar del tema, lo vuelven a instalar, debe ser porque alguna idea vuelve a rondar por su cabeza", en referencia a Accastello y lo que se dio en llamar el "megacanje", aquella propuesta de edificar infraestructura deportiva a cambio de la venta de bienes inmuebles de la ciudad como Plaza Ocampo o el Salón de los Deportes.

"Me parece que debe estar rondando por la cabeza del intendente la idea de reflotar aquel proyecto, que en su momento se abortó, no tanto por la acción mía o de (Jorge) Valinotto o la dirigencia opositora, sino por la acción de la propia comunidad", agregó.

Continuó su postura al entender que "la gente de Villa María se levantó, en todos los órdenes y niveles, contra lo que era manifiestamente un negociado y eso hizo que se abortara".

Y entendió que "como han pasado algunos años de aquel hecho, tres años si mal no recuerdo, es probable que se esté planteando un nuevo negocio pero bajo otra forma, pero éstas son sólo especulaciones basadas en lo que se me pregunta sobre el tema, ya que repito que no tenía conocimiento de esto".

Necesidades vigentes y advertencias

Ante la realidad presente de que existen necesidades de infraestructura deportiva en la ciudad y la crítica a la oposición de que planteó una postura contraria pero no aportó ideas para resolver el problema, Costa señaló que "en mi caso, mal podría resolver las necesidades de los clubes si no estoy gobernando, creo que esa definición corresponde al municipio".

Acerca de la oposición que se planteó en aquel momento, aseguró que fue "porque tenía un tufillo a negociado tremendo y no estábamos equivocados, prueba de lo cual es que el gobierno municipal de aquel momento obviamente lo mandó a los cajones y eso quiere decir que estábamos en lo cierto". Y añadió que "desconozco ahora cuál es la intención, veremos cuando asome a luz el proyecto, si es que existe".

También opinó que "es bueno atender las necesidades de los clubes de tener mayor infraestructura, pero hay que hacerlo sin negociado de por medio, nada más, debe ser de forma transparente, convenga a los intereses de todos los villamarienses y no de los que hacen el negocio, esto es muy simple".

Costa comprometió que "si aparece algo transparente, absolutamente claro, factible y que no se transforme en un negociado, nosotros lo vamos a acompañar; pero si aparece, como en aquella oportunidad, claramente un negociado atrás de un supuesto proyecto, nos vamos a volver a oponer".

La duda del "octavo voto"

En las últimas horas corrió con insistencia el rumor de que en el Concejo Deliberante podría presentarse un proyecto para avanzar en este sentido, quiere decir la idea de volver a impulsar la venta de bienes inmuebles de la ciudad para construir a cambio la infraestructura deportiva que la ciudad sigue necesitando.

Particularmente algunos actores señalaron que la iniciativa podría surgir del bloque unipersonal del concejal Carlos Andrada, a lo que Costa reconoció que "estuve reunido con los concejales de nuestro bloque (por la Democracia Cristiana) el pasado jueves, hablamos de temas inherentes al Concejo pero para nada surgió esta posibilidad, aún cuando el octavo voto de Andrada tampoco me sorprendería, ya que a todas luces ya es ‘accastellista’, es más, en los últimos tiempos tiene un tinte mucho más ‘accastellista’ que los otros siete concejales, creo que más que el octavo voto, yo diría que está a la cabeza de la defensa del oficialismo en el Concejo Deliberante".

Finalizó cuando dijo que "si hoy hay alguien que es ‘accastellista’ en el Legislativo, por lo que yo veo a través de los medios y lo que me llega cotidianamente, es el concejal Andrada, así que más que el octavo voto es el primer voto".

Comentá la nota