Se integran los dos mercados de futuros agrícolas del país

Buscan mayor volumen de transacciones en un año signado por una mala cosecha y el control oficial. Además, pretenden inyectar liquidez y bajar los costos operativos
Los dos mercados de futuros agropecuarios de la Argentina, Matba, de Buenos Aires, y Rofex, de Rosario, acaban de firmar un acuerdo "para evaluar los beneficios que aportaría la integración de sus operaciones". Así lo comunicaron a sus accionistas ayer, a través de un comunicado conjunto enviado a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Las entidades resaltaron que "el proyecto no apunta a fusionar ambos mercados", pero, según señalaron ayer especialistas del mercado, buscan aumentar el volumen operado, inyectar liquidez y bajar los costos operativos.

Los primeros rumores de la intención de las entidades de trabajar en conjunto se conocieron en febrero pasado. Ayer, con la comunicación oficial, referentes del mercado de corretaje de granos mostraron satisfacción con la propuesta.

Según reprodujo la revista electrónica Punto Biz, el presidente del centro de corredores de Rosario, Gino Moretto indicó que "un mercado más grande, donde haya más oferta y más demanda, beneficiará a toda la cadena agroindustrial". Su par por las corredoras de Buenos Aires, Mario Marincovich, opinó que "hay que centralizar lo agrícola y lo financiero".

Matba concentra más del 80% de las operaciones con futuros agropecuarios, mientras que el fuerte de Rofex está en los futuros financieros.

Durante 2008, los mercados de futuros agrícolas se vieron fuertemente golpeados, en primer lugar, por la Resolución 125 que, durante sus cuatro meses de vigencia, embarró la cancha del comercio granario.

En paralelo, y mientras seguía vigente la 125, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) acortó drásticamente el plazo de vigencia de los permisos de embarque de granos (ROE verde). Esos permisos, que antes duraban un año, pasaron a tener una vigencia máxima de tres meses, complicando las ventas a futuro.

La situación de los mercados de futuros mejoró sólo en parte con el voto no positivo de Julio Cobos, porque las restricciones de embarque siguen vigentes. Sin embargo, luego, el Gobierno dispuso que los exportadores pudieran extender el plazo de embarque asumiendo el costo financiero de pagar retenciones anticipadas.

Juntos, ambos mercados pretenden levantar cabeza en un proyecto que definen como es tratégico a largo plazo.

Comentá la nota