El INTA trabaja en un sistema de producción ''amigablemente ecológico''

El ingeniero Carlos Mazza se refirió a los resultados obtenidos mediante un sistema de invernada sobre pasto y con alimentación de maíz a discreción. Según explicó, éste es un sistema que además de respetar la parte ecológica puede ser usado por pequeños productores.

Al mismo tiempo manifestó que se mide lo que se da de maíz y de pasto para poder sacar un cálculo económico y la conversión de alimento en carne. Mazza manifestó que Saladillo cuenta con alredor de 70 agricultores importantes y 1100 productores ganaderos, lo que da cuenta de que los pequeños productores se dedican a la ganadería.

Asimismo manifestó que al ser una producción a pasto es algo muy importante desde el punto de vista de lo requerido por los mercados internacionales, a diferencia de lo que sucede con los feedlots, que producen un alimento no requerido internacionalmente y que necesita de capitales importantes.

Mazza explicó que se trata de un sistema continuo y que se calcula la producción por hectárea y por año. Indicó que la producción ganadera en Saladillo es de 70 kilos de carne por hectárea y por año, mientras que con este sistema en cinco meses de producción han llegado a los 640.

Según indicó la conversión en un feedlot de grano a carne es de 7 a 1, y ellos consiguen el mismo resultado con pasto, por lo que teniendo en cuenta estos cálculos la única ventaja que habría entre un feedlot y este tipo de producción son los subsidios que reciben los primeros.

Por último destacó la importancia de tener en cuenta la problemática ecológica, y aseguró que el tipo de producción que ellos proponen es un negocio que puede competir con la agricultura, es "amigablemente ecológico" y lo puede llevar adelante un pequeño productor.

Comentá la nota