Insultos, golpes y una denuncia judicial en un enfrentamiento entre vecinalistas

La sociedad de fomento estuvo intervenida durante una década. Tras las elecciones, los vecinos aseguran que no se respeta a la nueva comisión. Se registraron daños en viviendas, agresiones entre fomentistas y una acusación ante la Justicia que sería falsa.-
Los vecinos de Lomas de Peralta Ramos atraviesan desde hace días una situación institucional que ellos mismos definen como "caótica". Tras las elecciones en la sociedad de fomento que administra a este barrio (Las Canteras), los incidentes se sucedieron uno tras otro.

Entre reiterados insultos, actos de violencia ejercidos entre los propios vecinalistas que requirieron la intervención de la justicia, y enfrentamientos entre las distintas listas que participaron de los últimos comicios, los residentes de este barrio ubicado al noroeste de Mar del Plata exigen que se respete a la nueva comisión electa y que se resuelvan definitivamente las rivalidades.

Como suele ocurrir en este tipo de conflictos, las diferencias llevan más de un día. Según explicaron los vecinos de Lomas de Peralta Ramos, el barrio llevaba casi una década sin autoridades democráticamente electas. "Hace años que estaba intervenida", advirtieron. Por eso, se limaron algunas asperezas, se presentaron tres listas, y los residentes de la zona emitieron su voto el pasado 4 de octubre. A partir de allí, surgieron nuevas enemistades.

En la elección, la lista Azul y Blanca ganó con 197 votos, dejando atrás a la Amarilla con 107 sufragios y a la lista Verde con 97. Vale destacar que algunos de los integrantes de la última lista son allegados o familiares de los miembros de la última comisión que dirigió la sociedad de fomento de Las Canteras, entidad que regula la actividad de Lomas de Peralta Ramos.

En diálogo con El Atlántico, la prosecretaria de la nueva comisión de la entidad vecinal, Noelia Romina Molina, reconoció que "antes de las elecciones ya había roces" y su compañera Lidia Verón describió la sucesión de los hechos que derivaron primero en insultos y luego en una riña entre fomentistas.

"Habíamos ido a ver a una persona para resolver el tema de las jubilaciones de los vecinos, para ayudar a la gente discapacitada y ocuparnos de algunas otras cuestiones. Le pelea número uno fue por destaparle el pozo a una mujer ciega. Como la Municipalidad tiene convenio con una empresa para hacer desagotes, se contrató el servicio y se destapó el pozo. Después participamos de una asamblea en el barrio El Martillo, con el objetivo de escuchar y traer información para nuestro barrio.

Simplemente traer información. Cuando dijimos lo que habíamos averiguado por el tema de las jubilaciones, lo de la reunión y demás, la gente de la sociedad de fomento se enojó muy mal", relató Verón.

En aquella oportunidad, los enfrentamientos se agudizaron: primero los insultos dirigidos hacia hombres y mujeres de la comisión, y luego la violencia física ejercida entre los propios fomentistas, además de algunos daños registrados en sus domicilios, fruto de las enemistades.

"Ahora nos encontramos con conflictos internos más fuertes. Uno de los fomentistas llevó a una reunión de comisión a un integrante de la lista Verde. Se sesionó, esta persona se fue, comenzaron las discusiones y hace unos días nos enteramos de que la tesorera denunció al actual vicepresidente (Adrián Sarabia) de que él le había pegado. Él sin haberse metido en la discusión, fue denunciado por haberle pegado, y nosotros estuvimos ahí y en ningún momento le pegó a nadie", explicó la prosecretaria Molina.

Ante la denuncia, Molina y Verón debieron prestar declaración, a fin de lograr esclarecer el conflicto entre vecinalistas, que aún lo logra esclarecerse.

"Nosotros ahora queremos que esto se termine, que se respete a la nueva comisión, que se resuelva y que se sepa la verdad. Pedimos que se respete la voluntad de los vecinos a los que la nueva comisión representa", concluyó la prosecretaria.

Comentá la nota