"Es un insulto para toda la clase política argentina"

Luis Alberto Lacalle, rival de Mujica, pidió "perdón en nombre de los uruguayos".
Los comentarios de José "Pepe" Mujica fueron la comidilla de la visita a Argentina de su competidor del Partido Nacional. Ayer el ex presidente Luis Lacalle habló ante la Cámara de Comercio Argentino-Uruguaya y al llegar a la cita en el Hotel Alvear lo abordó la prensa y el tema se volvió a repetir. Lacalle, entonces, frente a los micrófonos y grabadores pidió "perdón en nombre de los uruguayos a los argentinos'' y opinó que los dichos eran "un insulto para toda la clase política argentina" y "una grosería de alguien sin talla para ser presidente".

Clarín hablaba con él cuando un asistente se acercó a saludarlo y Lacalle le dijo: "Mujica no quiere ser presidente". Y a otro: "Como dijo un amigo, pa´lo que hay que votar, te voto a vos". Empresarios y el candidato a vice "blanco", Jorge Larrañaga, también criticaron al candidato del Frente Amplio. "Fueron descalificaciones graves", dijo Larrañaga.

En el FA, en Uruguay, silencio de radio, pero según fuentes de ese sector político "los dichos se descontextualizaron y las reprodujo con intencionalidad la revista Búsqueda, de clara oposición al gobierno". Y un analista uruguayo opinó que, pese a la inoportunidad y dureza de lo expresado por Mujica, "se exageró y no altera la intención de voto en el Uruguay", en la que prima el FA.

En el Alvear estaban Juan López Mena, titular de la Cámara y dueño de Buquebus; Alejandro Bulgheroni, vice; el ex ministro de Ganadería de la dictadura y padre de la Princesa de Holanda Jorge Zorreguieta por la cámara alimenticia COPAL; el ex canciller del régimen militar Juan Aguirre Lanari; Julio Werthein (grupo homónimo), Luciano Miguens (Sociedad Rural), Máximo Lema (Telecom), Bruno Quintana (Jockey Club), Alberto Abad (ex AFIP), entre otros. Muchos comentaban lo de Mujica y ponderaban a Lacalle.

Apenas arrancó su discurso, el candidato "blanco" dijo que vino al país "con respeto (subrayó esa palabra para diferenciarse de su rival electoral y cosechó aplausos) a los argentinos y sus dirigentes".

Lacalle dijo a este diario que no entrevistaría a ningún líder político "de ningún signo" en este viaje -sí visitó a la AMIA- y juzgó "inoportuna" la reunión de Mujica con Cristina Kirchner durante su reciente visita a Buenos Aires. Mujica vio además esa vez a Mauricio Macri.

En el discurso de ayer, Lacalle marcó una divisoria entre lo que llamó "populismos (el FA y otros gobiernos regionales) y nosotros, el espacio republicano". E indicó que Argentina y Uruguay tienen "diferencias pese a estar entreverados hasta en la sangre, como para agregar consideraciones de mal gusto y de mala educación". Hubo nuevos aplausos.

Comentá la nota