Insúa: "Desde el día en que me fui ya pensaba en volver a Boca"

El Pocho está feliz porque otra vez se pondrá la camiseta azul y oro, la misma que no quiso sacarse a mediados de 2006, cuando los dirigentes lo vendieron a Alemania; desde 1998 hasta hoy, fue el único enganche que pudo reemplazar a Riquelme en su ausencia y ahora serán socios
Federico Insúa volvió a ponerse la camiseta de Boca, la que nunca se quiso sacar. Es que cuando se fue a Borussia Moenchengladbach, a mediados de 2006, casi que fue obligado por los dirigentes de ese momento porque el club necesitaba un ingreso en dólares. Pero él, aunque sabía que quedándose en Buenos Aires resignaba dinero, no quería alejarse de la Bombonera, del feeling que había generado con los hinchas. Luego de tres escalas (una en Alemania y dos en México, con América y Necaxa), el Pocho regresó. "Vuelvo con la misma alegría, muy contento de vestir otra vez esta camiseta, de compartir nuevamente un entrenamiento con mis compañeros. Deseé mucho este regreso y se logró de la forma que yo quería. Estoy emocionado".

"Se hizo un esfuerzo importante y no fue una negociación fácil, pero ya estoy acá. Basile dijo que soy un enamorado de Boca por la historia que tiene mi viejo, que es hincha; por lo que yo viví tan feliz en la etapa anterior. La verdad es que a Boca se lo extraña mucho. Por eso desde el día en que me fui ya pensaba en volver", agregó el mediocampista. La negociación con América fue complicada y hasta el propio Carlos Bianchi lo reconoció ( "Ojalá no sean todas así", dijo), pero los protagonistas (Basile, el manager y el enganche) tuvieron su final feliz. El Pocho tendrá su segundo bautismo con la azul y oro el próximo miércoles, ante Manchester United, en Alemania, por la Copa Audi.

-Basile dijo que tu presencia le iba a aportar clase a Boca. ¿Lo escuchaste?

-Le agradezco al Coco. La temporada 2005/06 fue muy exitosa, se ganó todo. Aquel era un equipo bárbaro y ahora también hay jugadores de selección. Se está armando un equipo importante y la obligación de Boca es ganar siempre.

-¿Cómo estás futbolísticamente? ¿En qué nivel?

-Cuando me fui de Boca estaba en un nivel muy bueno y ahora siento que también. La vuelta no se dio por nada. Por algo el club te vuelve a traer; por algo van a buscarte.

-Pero es cierto que en los últimos tiempos no tuviste mucha continuidad.

-Tuve una lesión que me complicó y me obligó a parar, pero jugué en todos los lados donde estuve. En Alemania, en México. De todas formas, acá el objetivo es lograr un funcionamiento colectivo como equipo y eso lo tenemos que lograr entre todos.

-Por lo que se supo, vas a jugar con Riquelme. Cuando estuviste solo, fuiste el enganche que mejor lo reemplazó. ¿Ahora van a poder complementarse o se van a superponer?

-Obvio que podemos jugar juntos, si Riquelme es un fenómeno. Mientras no perdamos el equilibrio en la mitad de la cancha, como nos pide Basile, nos vamos a entender muy bien. Además ahora se viene la gira, los partidos amistosos. Recuerdo que cuando jugaba Dátolo con Román, muchas veces Riquelme se recostaba sobre la izquierda y se metía Jesús. Todavía no lo hablé con él, pero seguro que muchas veces las jugadas pueden terminar así. Mientras tengamos movilidad y nos entendamos estará todo bien. No sólo estoy contento de poder jugar con Román, sino también de reencontrarme con Martín (Palermo), con el Pato (Abbondanzieri), con Sebastián (Battaglia)...

-En el anterior ciclo ganaste los cuatro campeonatos que jugaste. ¿El que arranca en breve puede ser igual de exitoso?

-Sí, lo que pasa es que lo vivido antes fue muy pero muy bueno. Si de esos cuatro títulos vos me decías que sólo íbamos a ganar uno también te decía que era un proceso exitoso. A la distancia se ve que no fue sencillo y que se disfrutó mucho y en la vida es bueno ponerse objetivos altos. Ojalá podamos repetir. Yo digo que se puede. No quiero ponerles ningún título a los objetivos, pero vamos a apuntar a lo más alto y con la idea de ser protagonistas tanto en el Apertura como en la Sudamericana.

Ayer Insúa participó de la primera práctica de fútbol en el predio de Casa Amarilla, donde los titulares igualaron 1 a 1 con los suplentes. El Pocho compartió la creación del equipo con Guillermo Marino, ya que Juan Román Riquelme anticipó su viaje a Europa por cuestiones personales y por eso se sumará al plantel en Alemania. "Me sentí bien. En la gira seguiremos con las prácticas de fútbol y los amistosos, lo que me servirá para lograr el ritmo que pretendo", dijo, feliz, ya dejando atrás los conflictos económicos y deportivos que sufrió en su última etapa. El 3 de enero de 2008, el día de su cumpleaños número 28, sufrió la fractura del ligamento anterior de la rodilla izquierda, por lo que estuvo alejado de las canchas durante siete meses. El regreso en América fue positivo, ya que el 27 de julio sumó un gol y una asistencia para el triunfo ante Santos 3 a 2, pero luego se puso serio por un problema económico. Al final, recuperó la sonrisa y respiró sólo cuando firmó el contrato con Boca.

-¿Creés que este regreso puede acercarte a la selección?

-Hoy yo no puedo pensar en otra cosa que no sea Boca. Lógico que me gustaría volver a la selección, pero para eso tengo que hacer las cosas bien en mi club.

6,17 es el prome- dio de sus calificaciones en los 47 partidos que disputó para Boca entre julio de 2005 y el mismo mes de 2006. Anotó 13 goles.

4 títulos ganó Insúa con la camiseta de Boca: Apertura 05, Sudamericana 05, Recopa 05 y Clausura 06.

* El plantel viaja a Alemania sin Roncaglia

Los jugadores de Boca partirán hoy al mediodía rumbo a Munich, donde el miércoles jugarán ante Manchester United, por la Copa Audi. Será el debut de Basile como DT. No viajará Facundo Roncaglia porque podría emigrar a Espanyol de Barcelona.

Comentá la nota