"Es un instrumento para el desarrollo"

"Es un instrumento para el desarrollo"
Eric Calcagno, senador del FpV, planteó en esta entrevista su visión sobre el papel que jugará la Anses orientando la inversión de los fondos de la seguridad social. La nueva ley, dice, "la convirtió en un agente financiero fundamental de la economía".
El senador Eric Calcagno (FpV-Buenos Aires), titular de la Comisión Bicameral de Control de los Fondos de la Seguridad Social, aseguró en un reportaje con Página/12 que la Anses se convirtió en un agente financiero fundamental para el desarrollo de la economía argentina. También destacó que la función de la comisión será controlar que las inversiones tengan un efecto redistributivo.

–¿Cuáles serán los objetivos de la Comisión Bicameral?

–La comisión está creada en base al artículo 11 de la ley que terminó con las AFJP y tiene por objeto supervisar todos los fondos de la seguridad social en coordinación con el Congreso y el Poder Ejecutivo. Esto es parte de un andamiaje de control más amplio, que incluye a la AGN, Sigen y la Comisión del Fondo de Sustentabilidad del SIPA. Esta comisión unirá, por un lado, un aspecto técnico-analítico y, por el otro, un aspecto político.

–¿Cómo será la discusión técnica?

–Acá hay un cambio de paradigma que modificó el sistema de capitalización por uno de reparto, que tiene por objetivo invertir en proyectos que produzcan trabajo, para que haya más asalariados con mejores sueldos. Por eso, desde la comisión analizaremos dónde se está invirtiendo y cuál es la rentabilidad de cada una de esas inversiones. Hoy la Anses es un instrumento para el desarrollo de la economía argentina. Ya no se pone más la plata dentro de una caja de zapatos, sino que el dinero de la Anses coadyuda al desarrollo económico, como ocurre en otras partes del mundo. Por ejemplo, en Francia existe la Caja de Depósitos y Consignaciones que está vigente desde 1816, donde se reciben fondos públicos para financiar aproximadamente 450 sociedades de desarrollo mixtas.

–¿Y cómo será el trasfondo de la discusión política?

–Creo que ya se superó la discusión en términos de si estuvo bien o mal la eliminación de las AFJP. Tuvimos diversas audiencias públicas que despejaron cualquier tipo de duda. No creo que ahora sea el tiempo de los nostálgicos, ni de pensar en la mera coyuntura de si está bien o está mal el nuevo sistema. Creo que la discusión política deberá apuntar al mediano y largo plazo del sistema de reparto.

–Anteayer un senador del oficialismo señaló a este diario que la comisión tendría que discutir una reestructuración de la Anses para mejorar la retroalimentación del sistema, ya que hoy la relación entre jubilados y aportantes es 4 a 1. ¿Se avanzó en este tema?

–Esto es algo que pasa en todo el mundo. La edad de vida de las personas se fue alargando con el tiempo. El sistema de reparto genera riquezas a partir de las inversiones que hace, da sustentabilidad. Cuanto más se invierta, más trabajo se creará. Y ese trabajo contribuirá a la alimentación del sistema.

–Teniendo en cuenta que la Anses está colocando parte de sus fondos al financiamiento de proyectos productivos, ¿no debería pensarse en un nuevo marco legislativo que asemeje a la entidad con un banco de desarrollo?

–No es lo que está en la ley. Pero hay muchos modos de financiar. Cuando tenés al Estado que financia una determinada actividad, inmediatamente se produce un efecto de locomotora en el sector privado. Pensemos que en Argentina hay 40 millones de habitantes. Cuando uno va por el conurbano ve que falta infraestructura básica. Hay mucho donde invertir. En este sentido, nuestro rol será analizar que las inversiones que se hagan tengan su correspondiente repago y las garantías necesarias. Y por sobre todas las cosas, poner la discusión en el mediano y largo plazo, algo que intentaremos realizar con las diferentes fuerzas políticas.

–¿Cuál es el impacto que está generando la Anses en las diferentes áreas productivas?

–Hay inversiones en bonos del Estado, fideicomisos y participación en empresas. La economía mixta funciona muy bien en muchas partes del mundo. Lo mismo puede suceder en el país. La Anses es un agente financiero extremadamente importante. En una situación donde las expectativas no son del todo claras ni favorables, tener una institución pública con supervisión parlamentaria dará previsión a las inversiones que se realicen desde el organismo.

–A partir de la crisis económica, el Estado volvió a ser un agente económico activo en diferentes países desarrollados. ¿Por qué algunos sectores del país siguen criticando la injerencia del Estado en la economía?

–El Estado siempre está presente, la cuestión es analizar a quién favorece. En la dictadura militar el Estado estuvo presente, también en la década del ’90. Lo que cambia es el concepto sobre el Estado. Cuando se decía "achicar el Estado es agrandar la Nación", lo que se propugnaba era un Estado gendarme. Para transformar la sociedad a partir de la fuerte participación del Estado, primero hay que reconstruir ese Estado, que en las últimas décadas fue pensado desde una óptica privada.

–Hasta hace un tiempo se hablaba de los superávit gemelos como los pilares del modelo. Pero hoy, desde la propia línea argumental del Gobierno el pilar del modelo parece ser la Anses.

–Me parece que es un análisis que reduce todo a una línea secuencial y no incremental. Algunos sectores de la Argentina perdieron la capacidad de pensar en el mediano y largo plazo, donde todo parece ser un acontecimiento. La recuperación de la economía desde la crisis de 2002 se logró con una mezcla de redistribución del ingreso y una acumulación de superávit gemelos. Y la Anses viene a sumarse en este camino. No creo que el organismo reemplace a los superávit gemelos.

Comentá la nota