El Instituto Moisés Lebensohn inaugura una filial en Lomas de Zamora

El próximo 11 de Noviembre se realiza el acto de apertura de una nueva filial del Instituto Moisés Lebensohn (IML) en Lomas de Zamora. De esta forma se consolida la Fundación, ampliando y profundizando su acción a nivel territorial.
Al mismo tiempo que apunta a generar y fomentar las capacidades técnicas locales y regionales en torno a temas como la Gestión pública moderna, el pensamiento político y filosófico y la capacitación y formación política.

Con la presencia de Juan Nosiglia, presidente del Comité Nacional de la Juventud Radical y de Hernán Rossi, presidente del Instituto Moisés Lebensohn (IML), este miércoles 11 de noviembre, a las 20.30, se realizará la apertura de la filial ‘Lomas de Zamora’.

La sede de este instituto cuyo objetivo general es reivindicar los partidos políticos en tanto actores indispensables para garantizar el desarrollo integral y profundo de la democracia representativa y la participación ciudadana en la cosa pública funcionará en la calle Gorriti 461 de esa ciudad.

Esta sede se suma a las más de 25 que el IML posee en todo el país apostando a la descentralización y funciones de organismo. Entre sus pautas se encuentra abocado al desarrollo y ejecución de un conjunto de programas, entre los que destacan, la Escuela de Gobierno, el Parlamento Juvenil del Bicentenario, el Observatorio Legislativo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Programa de Capacitación en Gestión de Gobierno Locales, además del Programa de Formadores Multiplicadores, que fue la primera acción ejecutiva del Instituto y que actualmente continúa llegando a distintos puntos del país con el fin de capacitar militantes sociales y políticos que quieran ejercer su derecho a la formación política.

La fundación de pensamiento y formación Moisés Lebensohn nace en 2004 como una organización sin fines de lucro, con el objetivo de aportar a la formación ética y la capacitación técnico -política de las nuevas generaciones de ciudadanos de todo el país.

Tomando como puntapié inicial la crisis de finales de 2001, sus integrantes comenzaron a trabajar en la reconstrucción y relegitimación del espacio público y sus actores, como el paso fundamental hacia la revitalización de los lazos sociales resquebrajados por años de conflictos sociopolíticos.

Bajo estos lineamientos, como una herramienta institucional de carácter técnico-profesional, comienza a funcionar.

Comentá la nota