El Instituto Maiztegui autorizó a Rosario realizar análisis de detección de dengue .

Casi al borde del colapso por la cantidad de muestras que recibe de todo el país para detectar dengue, el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas Julio Maiztegui de Pergamino autorizó a Rosario a realizar los exámenes aquí. A partir de mañana, y en laboratorio del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (Cemar), se podrán determinar los casos sospechosos durante los cinco primeros días de síntomas y descartar otras afecciones.
El laboratorio local podrá recibir muestras de toda la provincia y confirmar en 24 horas la presunción de dengue. La relación con el tiempo no es un dato menor, ya que activará al instante una estrategia de desinfección y eliminación de cacharros, que hará foco en el domicilio de la persona afectada y en nueve manzanas a la redonda. Los casos detectados se contrastarán después con un segundo examen a cargo del Maiztegui, que monitoreará el trabajo que se realizará en el Cemar.

"Es un avance enorme", consideró el secretario de Salud Pública de la Municipalidad, Luis Dimenza. Y explicó que la medida se concretó porque el laboratorio rosarino "está a la vanguardia en calidad, tecnología y capacitación del recurso humano".

Luz verde. El paso que dio el Maiztegui a favor del laboratorio local se conoce como transferencia tecnológica, pero no implica equipamiento (a los reactivos los provee la provincia). Se trata de "conocimiento y de trabajo conjunto en las técnicas", explicaron el integrante de la Dirección de Servicios de Laboratorios de Rosario, Gustavo Dip, y el coordinador de Redes Bioquímicas de la provincia, Eduardo Anchart.

En opinión de los profesionales, más allá de la saturación del instituto de Pergamino, la luz verde para Rosario revela que "la Municipalidad ya estaba preparada y que el equipamiento existía, porque el laboratorio tiene varios años y el recurso humano está muy bien capacitado". En adelante, ambas sitios estarán ligados por reportes semanales.

El laboratorio del Cemar, San Luis y Moreno, realiza dos millones de análisis anuales de 400 mil pacientes que se atienden en el mismo período en el sistema de salud pública del municipio. En este ámbito, y articulado con la provincia, se harán ahora las detecciones locales de dengue.

Tamiz. Hasta hoy Santa Fe, al igual que el resto del país, debía enviar las muestras sospechosas de dengue al Instituto Maiztegui. Ahora la ciudad está en condiciones de realizar la detección de esta patología en el estadio considerado como "primera barrera", en los cinco primeros días, mientras el virus está presente en el torrente sanguíneo del afectado.

El trabajo de laboratorio que arranca mañana en el Cemar oficiará como filtro para desechar patologías con síntomas similares al dengue y circunscribir la acción sólo a los casos que en primera instancia resulten positivos. Ante esto, se remitirá la muestra al Maiztegui para verificar el resultado, antes de darlo a publicidad como toda enfermedad de denuncia.

Comentá la nota