Instituciones públicas y privadas conformaron un Comité de Crisis

Autoridades sanitarias y representantes de centros de salud públicos y privados de Junín conformaron ayer un Comité de Crisis, ante la preocupación existente por el avance de la gripe A y la multiplicación de casos de influenza estacional.
En este marco, se brindó una serie de recomendaciones, se decidieron acciones para la prevención y se comenzó a analizar la posibilidad de postergar cirugías programadas, con la intención de reservar las camas ante una mayor virulencia de la enfermedad.

Tras el encuentro, el director de Zona Sanitaria III, Juan Quadrelli, remarcó que "la situación que estamos viviendo en todo el país con la circulación del virus de la gripe A, hemos tenido algunos casos sospechosos en la región así que estamos tratando de prevenir lo que puede suceder en el futuro".

"En charlas con las autoridades sanitarias del municipio y del Hospital Piñeyro, la idea es empezar a trabajar en conjunto con todas las instituciones. Hoy hemos convocado al Comité de Crisis, que conforman todas las entidades públicas y privadas de Junín y lo haremos extensivo en el futuro a todos los directores de Salud de los municipios de la región y todos puedan hacer su aporte, teniendo los mismos criterios de trabajo en el cuidado de salud de la población", explicó.

Suspender

las cirugías

Además, Quadrelli observó que "en Buenos Aires y Capital se está trabajando diferente porque el número de casos es diferente y la virulencia es mayor, como así también los casos mortales. Nosotros estamos viendo la evolución de los pacientes estacionales y la contingencia invernal que estamos atravesando, lo que nos hace suponer que nos puede pasar en el futuro algo similar".

"Por eso, queremos trabajar todos juntos, con las medidas preventivas en todas las instituciones para que tenga la menor virulencia posible", agregó.

También confirmó que "estamos analizando la posibilidad de postergar las cirugías programadas en las instituciones privadas y el Hospital, como así las internaciones para estudios. Esto es para preservar las camas ante la contingencia que pueda presentarse".

Excesiva

demanda

Por su parte, el director de Salud del municipio, Carlos Lombardi, remarcó su inquietud por "la gran demanda que hay en los centros de salud, tanto en consultas externas como internaciones. Esto nos llevó a un grado de preocupación que compartimos con las autoridades de la Región Sanitaria III, como para tratar de anticiparnos a que en el algún momento lleguen a ser insuficientes los recursos que tengamos desde el punto de vista de la estructura de salud".

"Acabamos de concretar un acuerdo y compromiso de colaboración entre las instituciones públicas y privadas de Junín, para dar respuestas a contingencias extremas que puedan llegar a suceder", precisó.

Lombardi dijo que durante la reunión de ayer "hicimos hincapié en fijar normativas locales en cuanto a la definición de casos y los tratamientos de los casos sospechosos o confirmados".

"La gran diferencia que tenemos es que dada la gran cantidad de muestras que se envían al Instituto Malbrán, donde se realizan las determinaciones, los resultados demoran un tiempo prudencial y la confirmación de los casos llega a los quince días posteriores de haberse detectado los síntomas", explicó.

Prevención

En cuanto a las medidas preventivas, el médico municipal detalló que "son las mismas que mantenemos para la gripe común o influenza humana, porque sabemos que la transmisibilidad del virus se hace no sólo a través de la vía aérea y secreciones como estornudos o tos, sino también a través del contacto. A través de las manos se puede contactar utensilios o elementos que se usan a diario, lo cual puede transformarse en una vía de contagio".

"Por eso, la recomendación es un lavado de manos permanente, uso de alcohol para aquellos que manipulan elementos que toca mucha gente y los barbijos y guantes, sobre todo en instituciones relacionadas con la salud", puntualizó.

Eventos

masivos

Lombardi dijo que "además, hacemos hincapié en que la gente haga la consulta médica cuando realmente haya necesidad. Con esto, nos referimos a que las personas que pueden hacer una espera de sus controles, que eviten concurrir a lugares donde haya mucha gente".

"Una de las ideas es que la gente evite participar de eventos con concurrencia masiva. Ya se está analizando la prohibición de varios hechos y es muy probable que en los próximos días se declare la emergencia sanitaria en el país, que significará la prohibición de realizar este tipo de actos", agregó.

Finalmente, Quadrelli apuntó que "este Comité de Crisis que se conformó con los sectores de salud está abierto y se irán incorporando otros. También nos reunimos con las autoridades educativas, para dirigir las acciones con la intención de cuidar la salud".

Comentá la nota