Dos instituciones privadas para mejorar la leche

La Asociación Pro Calidad de la Leche (Aprocal), nacida en 2002 como heredera de la Almast (Asociación de Lucha contra la Mastitis), firmó recientemente un convenio con la Subsecretaría de Lechería de Argentina, que financia un programa de capacitación para chequeadores de máquinas de ordeño, el cual también puede realizarse on line. "Es la primera escuela de chequeadores", graficó María Marta Vena, de la comisión directiva de la Asociación.

También comenzaron la elaboración de un Manual de Buenas Prácticas en el Tambo para lo cual convocaron a los máximos especialistas de la actividad en el país y al conjunto de la industria láctea para que hagan sus aportes. Con esto pretenden elaborar un manual "universal" que se diferencia de los realizados por las empresas lácteas para trabajar con sus productores.

Proleche es una asociación nacida en 1996 que reúne a 4 principales empresas del sector lácteo: la fabricante de implementos para tambos De Laval; el laboratorio Boehringer Ingelheim; la elaborada de balanceados y premezclas Gepsa Feeds, y la firma de genética Reproductores. "Nos reunimos porque entendimos que como empresas complementarias cubríamos todas las necesidades del tambo; y los productores quieren soluciones integrales", comentó el presidente de De Laval Argentina, Ezequiel Cabona. "Hacemos transferencia de tecnología a partir de capacitaciones, con el objetivo de producir más leche", agregó el encargado de ganadería de Boehringer Ingelheim, Juan Manuel Nimo.

Con cierta discontinuidad en su historia por las crisis que atravesó la lechería, Proleche está organizando ahora simposios de bienestar animal, con especialistas nacionales e internacionales, como los realizados en Santiago del Chile y en Punta del Este.

Coment� la nota