Las instituciones de la ciudad coinciden en realizar una reducción presupuestaria en conjunto

Representantes del Ejecutivo, Concejo Deliberante, Juzgado de Faltas y Tribunal de Cuentas municipal, se congregaron en la sede legislativa para abordar la situación financiera del Municipio frente a la caída de los ingresos.
«Lo importante es que estamos tomando una actitud muy activa frente a la crisis y que estamos de acuerdo que tenemos que tomar algunas medidas sino la realidad tomará las medidas por nosotros y el costo será mucho más alto», advirtió el secretario de Finanzas, Paulino Rossi.

Miembros de las diferentes instituciones del Municipio de la ciudad se congregaron ayer en el Concejo Deliberante donde avanzaron y analizaron la situación de las finanzas comunales, frente a la caída en el nivel de ingresos por coparticipación, y coincidieron en la necesidad de realizar una reducción presupuestaria en conjunto.

Durante la víspera los secretarios de Gobierno, Pablo Blanco, y de Finanzas, Paulino Rossi, asistieron al encuentro y brindaron detalles del último encuentro que mantuvieron con el ministro de Economía de la provincia, Roberto Crocianelli, debido a la complicación que representa las demoras en el envío de fondos por la protesta que mantiene prácticamente paralizada la administración en Casa de Gobierno.

El secretario Rossi sostuvo que tras el encuentro con ediles, el Juez de Faltas y miembros del Tribunal de Cuentas, «logramos el consenso de que lamentablemente no se alcanzará la pauta de recaudación prevista para este año. Va a ingresar menos de lo que estimábamos».

Ahora, las negociaciones con el cuerpo deliberativo y los otros poderes municipales, estarán centradas en lograr acuerdo para la reducción presupuestaria. «Lo que tenemos que tratar de consensuar entre todos los sectores -porque todos nos veremos perjudicados, porque es una medida poco simpática y con un costo alto- es que las medidas sean lo menos traumática posible», expuso.

Agregó que «lo que está analizando es cómo se van a implementar estas medidas de reducción presupuestaria, si en etapas o de una sola vez, para que su impacto se lo menos traumático posible».

Consultado sobre los sueldos municipales, el Secretario de Finanzas indicó que si se implementa el goteo diario, no habrá ningún inconveniente «se pagarían a fin de mes; dependemos lamentablemente, de terceros agentes y no del Municipio. La Municipalidad tiene las finanzas equilibradas, pero una situación de emergencia de tanto tiempo sin ingresos nos complica; pero si se soluciona la semana que viene, no habría inconvenientes para el pago de los salarios», tranquilizó.

En el caso de las asignaciones familiares, Rossi reveló que el Municipio «tiene un retroactivo de cinco millones de pesos, por lo cual también tenemos que sentarnos con los concejales porque a ellos también les impacta, para ver cómo llegamos a un acuerdo para ver si se pagar estas asignaciones en el transcurso del año porque tenemos una situación muy compleja: baja de ingresos y aumento del gasto en lo que es salarios, sumado a esto una no remesa de fondos por parte de la provincia. La situación es imposible de solucionar, sino se va descomprimiendo por partes y eso es lo que estamos haciendo».

«Lo importante es que estamos tomando una actitud muy activa frente a la crisis y que estamos de acuerdo que tenemos que tomar algunas medidas sino la realidad tomará las medidas por nosotros y el costo va a ser mucho más alto. No es algo sencillo, pero esperamos en el corto plazo tomar alguna medida consensuada», advirtió el Secretario de Finanzas.

«Se está abordando un tema que afecta a intereses de todos»

El concejal José Ojeda realizó un análisis del encuentro y los temas abordados indicó que «hemos analizado y debatido el proyecto de ordenanza que ha elevado el Ejecutivo Municipal hace 15 días, el cual tomará estado parlamentario en la próxima sesión y será debatido en profundidad para llegar a un acuerdo en conjunto» a la vez que resaltó que «sin duda es un tema muy complejo y escabroso puesto que toca y afecta intereses de todos, tanto de los empleados públicos como de la ciudadanía en general».

No obstante, el concejal Ojeda explicó que «ante esta situación de crisis y la necesidad que manifiesta el Municipio de realizar un recorte presupuestario cercano a los 30 millones de pesos es que desde el Concejo queremos saber cuál es el estado de la deuda que mantiene el Gobierno provincial por la coparticipación, entendemos que son montos similares y son una posibilidad válida de ingresos, haciendo así que la reducción presupuestaria sea ínfima o mínima».

Comentá la nota