Instaron al Estado a garantizar las cirugías

La Justicia se pronunció a favor del amparo de un grupo de cirujanos.

El amparo también lo habían presentado los jefes de servicio del sistema público de salud.

Neuquén > Un fallo conocido ayer insta a la provincia de Neuquén a arbitrar en un plazo de tres meses los medios que estime necesarios para asegurar el servicio de cirugía en los hospitales públicos.

La sentencia exhorta al Estado a proveer los insumos, aparatología y recurso humano idóneo para garantizar la plena efectividad del derecho a la salud de la población neuquina.

El fallo a cargo del juez subrogante, Ana Virginia Mendos, se pronunció favorable al amparo tramitado ante el Juzgado de Primera Instancia, en lo Civil, Comercial y de Minería Nº 4.

La medida fue promovida por alrededor de 40 profesionales del sistema público, entre los que se cuentan cirujanos y jefes de servicios quirúrgicos, quienes interpusieron la acción en carácter de potenciales usuarios, por derecho propio y con patrocinio letrado.

El amparo contra la Provincia se genera, según consta en el documento, «por la omisiva actitud de asegurar el personalísimo derecho a la salud, específicamente quirúrgica, de la población neuquina establecido en la Carta Magna en su preámbulo y en los arts. 42 y 75 inc. 18 y arts. 134 y 135 de la Constitución Provincial y art. 4 de la Ley Provincial 2.611».

A través de esta solicita a que se obligue al Estado Neuquino a disponer de los instrumentos correspondientes con el fin de asegurar el servicio de cirugía en el hospital regional Castro Rendón y en los nosocomios del interior.

Para tal fin solicita se ordene un plantel mínimo de profesionales cirujanos necesarios para el normal funcionamiento del servicio quirúrgico del hospital de referencia (Castro Rendón). A la vez pide que se garantice la plena efectividad del derecho a la salud y la creación de condiciones que aseguren a todos los ciudadanos, asistencia y servicios médicos, por tal caso, quirúrgicos, y a los cirujanos del sistema, condiciones dignas y equitativas de labor.

El magistrado dio lugar al amparo presentado por los cirujanos y jefes de servicio, bajo la aclaración de que no es posible desde la instancia judicial, generar políticas de salud de tipo general o macro, e imponer al Poder Ejecutivo criterios acerca de cómo debe estructurarse el sistema de salud.

Además, el fallo consideró que el planteo efectuado por los amparistas, más allá de la defensa específica de obtener condiciones dignas y equitativas de labor de los cirujanos, se inserta en el marco general de defensa del derecho a la salud. Esta situación, según alegaron los amparistas provocó su renuncia y desencadenó la crisis del sector.

Comentá la nota