Instan a judiciales a hacer cumplir la 2302

Para eso, el TSJ ordenó a profesionales trabajar después del horario de oficina.

Se trata de los integrantes del equipo interdisciplinario de los Juzgados de Familia, quienes no prestan sus servicios luego de las 14.

Los Juzgados de Familia del Poder Judicial provincial realizaron un reclamo formal al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) debido a que los magistrados no pueden dar cumplimiento a las leyes Nº 2302 y 2212 -sobre la protección integral del menor y la prevención de violencia familiar- debido a que los equipos interdisciplinarios de profesionales no quieren trabajar después de las 14.

Esto surgió del acuerdo Nº 4437 del tribunal donde los vocales resolvieron que los integrantes del equipo deben coordinar con los Fueros de Familia la prestación de sus servicios a partir de ese horario, "de modo que posibilite el cumplimiento con los estándares mínimos de protección, resguardo y precaución que requieren las intervenciones en las que se encuentran involucrados menores de edad y personas en situación de vulnerabilidad por las situaciones de violencia en las que se encuentran inmersos", dice el documento.

Por medio de la presentación que realizaron los titulares de los Juzgados de Familia al máximo órgano del Poder Judicial mencionaron que "es indispensable que se asuma la responsabilidad inherente a la función" que ocupan los integrantes del equipo interdisciplinario ya que la falta de operatividad de la norma se origina en que no cuentan con la participación necesaria de ellos.

El TSJ señaló en su acuerdo que los profesionales de esos equipos interdisciplinarios –que están integrados por psicólogos, asistentes sociales, médicos, entre otros- deben respetar el artículo 19 de la Ley Orgánica del poder que establece que "además de cumplir el horario de oficina, deberán asistir el tiempo necesario que en exceso de aquél se requiera para dar cumplimiento a sus obligaciones".

El tribunal hace saber a los profesionales que deberán dar cumplimiento a la normativa y les da la libertad de organizar y coordinar con el titular del Juzgado de Familia la mejor forma para efectivizar la intervención fuera del horario de oficinal.

"Ello, a los fines de dar cumplimiento con los estándares mínimos de protección, resguardo y precaución que requieren las intervenciones en las que se encuentran involucrados menores de edad y personas en situación de vulnerabilidad por las situaciones de violencia en las que se encuentran inmersos", expresaron los vocales en su acuerdo.

Comentá la nota