Instalarán una “superbomba” para revertir la crisis hídrica en Centenario.

El equipo tiene capacidad para bombear unos 380 mil litros de agua por hora, lo que aportará el 38 por ciento del bombeo a los barrios de la ciudad.

En los últimos días creció el malestar social por el desabastecimiento del líquido.

Centenario > El intendente Javier Bertoldi reconoció ayer que el problema hídrico que padece Centenario «es grave», y para ello anunció que la comuna compró una «superbomba» para revertir la escasez de agua en los barrios.

Se trata de un equipo de unos 175 HP con una capacidad para bombear unos 380 mil litros de líquido por hora. Esa cantidad equivale a la potencia de cuatro equipos que actualmente funcionan con deficiencias dentro de la planta de agua.

El clima social empezó a agitarse desde hace unos días, ya que las temperaturas no bajan de los 38 grados, la electricidad comienza a ser un problema y tanto comerciantes como vecinos quieren saber cuál es el conflicto que hay con el agua.

En forma paralela, el intendente pedirá al gobernador Jorge Sapag un informe para conocer si la obra multipropósito del canal Mari Menuco abastecerá a esta localidad. «Tiene que ser sincero, si no es así que me lo diga así yo pienso y hago otra cosa», reflexionó ayer Bertoldi, un tanto molesto (ver «Bertoldi quiere precisiones...»).

«Este año tuvimos mil conexiones más a la red, y se atrasó la licitación para la compra de bombas en el muelle de captación. Sumado al derroche histórico, la situación no es buena pero confiamos en revertirla», expresó el jefe comunal a este diario.

Para salir del paso, Bertoldi comentó que la comuna compró un equipo por un valor de 98.600 pesos.

La instalación de la bomba estaba prevista para la jornada de ayer y aporta el 38 por ciento del líquido que bombea la planta de agua a la ciudad. Existen seis bombas de impulsión en la planta, y esta adquisición reemplazará a cuatro de ellas que quedarán como auxiliares.

«En la actualidad estamos bombeando cerca de un millón de litros por hora, pero queremos aumentar en unos 300 mil litros más con esta inversión y con la compra que tenemos prevista para el muelle de captación», manifestó Bertoldi.

La situación es complicada, y los técnicos del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) trabajan además en un proyecto de ampliación de la planta de Centenario, para duplicar la impulsión hacia una cisterna ubicada en la meseta. «Hay cosas que no se entienden, porque si estamos trabajando para ampliar la planta de agua quiere decir que el canal Mari Menuco no va a pasar por Centenario, o se hace una cosa o la otra, porque en definitiva para ampliar la planta de agua se necesitan unos 9 millones de pesos”, sostuvo Bertoldi.

Lo cierto es que en estos días el problema de abastecimiento se torna grave y la «superbomba» sólo será «un parche» para pasar estos días de fuerte calor. A esto se le suman, las mil conexiones nuevas a la red en distintos barrios. «Es mucho, y tiene que ver con el crecimiento de la ciudad», concluyó el jefe comunal.

Comentá la nota