Instalarán una planta de residuos peligrosos

Se oficializó ayer en una audiencia pública. La Municipalidad de Centenario ya cedió un terreno.

El proyecto aún no tiene la licencia ambiental, aunque cuenta con 2,5 hectáreas en la meseta, otorgadas por la gestión del intendente Javier Bertoldi.

Centenario > Una planta de tratamiento de "residuos especiales y peligrosos" cuenta desde ayer con vía libre para instalarse en el nuevo Parque Industrial de esta localidad, que promueve la gestión del intendente Javier Bertoldi.

La compañía de servicios se encargará de tratar los residuos de generadores peligrosos en toda la región, como los desechos de las petroleras, las industrias y elementos contaminantes como las pilas y el mercurio de los tubos fluorescentes.

El municipio ya le otorgó a una empresa una parcela de 2,5 hectáreas en el nuevo parque industrial, pero del proyecto se sabe poco. Recién ayer en una audiencia pública con escasa participación de vecinos, se reveló oficialmente la iniciativa.

La empresa familiar Levamax SRL participó ayer de la audiencia pública para cumplimentar un paso formal, con miras a que la Subsecretaría de Medio Ambiente de la provincia le otorgue una licencia para el manejo de la planta.

Sólo la Defensoría del Vecino, a cargo de Normanda Fuentes, realizó objeciones al proyecto, ya que el municipio otorgó tierras, la empresa alambró el lugar, pero aún no hay una aprobación definitiva del polémico proyecto ambiental.

El apoderado legal de la compañía, Elio Bamonde, explicó ayer a este diario que la compañía funciona hoy con trabajos "in situ" (en el lugar) cuando lo requiere alguna compañía petrolera, pero que el proyecto es instalar una base local.

Agregó que el método para remediar los suelos y los materiales contaminantes es a través de un "tamiz molecular" que se produce con la zeolita, un mineral que se encuentra en la tierra, pero que está sujeto a modificaciones químicas.

"Se hace una intertización y fijación del material y luego se lo somete a un proceso de microencapsulamiento", explicó el Bamonde, quien dijo tener "amplia experiencia" en el tema medioambiental desde "el golfo de México a Santa Cruz".

Sostuvo que el sistema es el más estable en el mundo para la degradación de metales pesados de la tierra y también para la separación de los gases tóxicos, y afirmó que la zeolita es un mineral con el proceso de purificación más seguro que existe.

Resaltó que la planta en cuestión podría emplear a unas 50 personas una vez que comience a funcionar a pleno. Sin embargo, aún resta la aprobación de la licencia ambiental, y la construcción de las oficinas en la meseta centenariense.

Levamax SRL es una pequeña empresa familiar a nombre de los hijos de Bamonde. Según informó este último, la firma contaría con el aval de un ingeniero y un doctor en Química, quienes le diseñaron el sistema para separar residuos contaminantes.

Bamonde dijo que la inversión se hará con "recursos propios".

Comentá la nota