Instalarán paneles de energía solar en comunidades rurales

Instalarán paneles de energía solar en comunidades rurales

A partir de una iniciativa conjunta con Nación se colocarán unos 230 paneles fotovoltaicos.

Pobladores de la zona rural, perteneciente al municipio de Rosario de la Frontera, jamás imaginaron que se abastecerían de energía eléctrica sin antes contar con el tendido eléctrico. Sin embargo, a partir de una iniciativa en conjunto entre la Municipalidad y Nación, esta posibilidad se concretará en poco tiempo.

Los paneles solares serán instalados en los próximos días y, de esta manera, harán realidad el sueño unas 230 familias rosarinas.

Consultados por esta iniciativa, vecinos del sector sureste de la Ciudad Termal, que se dedican a la cría de animales de granja o bien cultivan una huerta, manifestaron su alegría por esta noticia, ya que estuvieron por más de 50 años esperando por la energía: "Nuestras familias están en la zona desde hace más de cincuenta años, y nunca tuvimos luz eléctrica", dijeron.

Beneficiarios

Un total de 230 familias que viven en la zona rural serán beneficiadas con los paneles solares. Los equipos serán instalados en los parajes San Felipe, Bella Vista, Cámara, El Naranjo, Ojo de Agua, La Palata, Los Baños, El Arenal, El Guaschaje, Ovando, San Martín, El Carancho, El Perejil, La Bajada, Horcones, Barbayaco, El Duraznito, El Ceibal, La Banda, La Australasia, La Hoyada y El Mollar.

Está prevista la realización de un relevamiento en los lugares mencionados y, en primer lugar, comenzará este jueves 3 de enero en San Felipe y El Naranjo.

La instalación empezaría el 20 de enero próximo.

Dispositivos

Los fotovoltaicos (paneles solares) están compuestos por numerosas celdas que transforman la luz en electricidad, dichas celdas a veces son llamadas células fotovoltaicas, lo que significa "luz-

electricidad" y dependen del efecto fotovoltaico para poder transformar la energía del Sol y hacer que una corriente pase por dos placas con cargas eléctricas opuestas.

Cabe mencionar que estos dispositivos permiten la carga completa de las baterías en un lapso de 16 horas de luz plena que, si bien es difícil que uno las tenga en invierno, se compensan con las baterías que tienen un promedio de descarga de 3 a 4 días, para las horas sin luz plena, semiplena o nocturnas, y que pueden aprovecharse para el encendido de lámparas de bajo consumo y algunos electrodomésticos, como una heladera y un televisor.

Coment� la nota