Instalarán cámaras en 16 zonas clave de la ciudad

Los equipos se usarán para controlar las infracciones en los semáforos. Sin embargo, hay un proyecto para que también sirvan para mejorar la seguridad en la ciudad. En marzo ya estarían en las calles
Dentro de 90 días, el gobierno municipal instalará cámaras en 16 puntos estratégicos de la ciudad. El objetivo no sólo será, como se adelantó en el plan de tránsito, tener un sistema de detección de infracciones graves sino que los equipos también podrían usarse para mejorar la seguridad.

Las cámaras estarán ubicadas en semáforos que hoy operan en las zonas más conflictivas en cuanto a tránsito. El Edecom detectó que los semáforos del micro y macrocentro son, en general, respetados por automovilistas y motociclistas. Por eso, la mayoría de las cámaras no se instalarán en ese sector sino en otras calles y avenidas donde se comprobó un alto incumplimiento de los conductores. Dos sectores son, por ejemplo, las avenidas Marcelo T. de Alvear y Sabattini, que se toman a alta velocidad y, encima, un alto número de conductores pasa los semáforos en rojo.

Hoy, el ente municipal de control no tiene cómo frenar la inconducta ante los semáforos en rojo. Por eso, el gobierno de Juan Jure reflotó un antiguo proyecto que la administración Rins tenía para contribuir a la seguridad en la ciudad. Sin embargo, le cambió el sentido: las cámaras serían usadas esta vez sólo para detectar las infracciones más graves. “Quien pasa un semáforo en rojo está despreciando la vida de los demás y, por lo tanto, debe haber un castigo desde el Municipio”, dijo el intendente a poco de asumir.

Sin embargo, ahora el ente de control también está analizando la posibilidad de que esas cámaras se usen para la seguridad.

Bajo análisis

“El primer objetivo es ubicar cámaras en lugares estratégicos de la ciudad para detectar infracciones. Pero ese mismo sistema nos permitirá la posibilidad de usarlas no sólo para los infractores sino para colaborar con la seguridad pública. Todavía se está analizando pero la idea es colocarlas en peatonales o a la salida de los bancos”, manifestó Jorge Méndez, presidente del Edecom.

Agregó que el directorio del ente ya está analizando las ofertas del mercado y las posibilidades de aplicación en Río Cuarto. De acuerdo a las opciones que se elijan -el Ejecutivo tendrá participación en la decisión final- se definirá si el sistema sólo se aplica al tránsito o si también apunta a mejorar la seguridad.

Las alternativas que se estudian son varias. Una de las que más interés genera en el Edecom contempla la colocación de cámaras móviles. Si finalmente se usa ese sistema, las cajas en los que van instalados los equipos de filmación podrían ser 16 o más, de acuerdo a las zonas que defina el Edecom. Pero las cámaras que se comprarían serían solamente tres y se irían rotando. El conductor jamás sabría si está siendo controlado o no pero el efecto, sostienen en el Edecom, sería el mismo que si se instalaran las 16 cámaras. El beneficio sería el costo: para el ente la inversión de comprar solamente tres equipos sería mucho menor. Y el sistema móvil tendría el mismo efecto que los operativos rotativos que suelen hacer los inspectores en las calles.

En las próximas semanas, el Edecom terminará con el análisis de las alternativas, después llamaría a concurso de precios o a licitación -de acuerdo al monto de la inversión- y, en marzo, comenzaría con la instrumentación del sistema de control.

La anterior administración también expresó la intención de poner cámaras pero sólo para seguridad. Por el elevado costo de los equipos y por la polémica que generó, el proyecto fue finalmente desactivado.

Comentá la nota