Instalarán cámaras de seguridad en las calles de los centros comerciales.

La Municipalidad y las asociaciones comerciales del centro y los barrios darán hoy el puntapié inicial para la instalación de cámaras de seguridad en los grandes corredores donde se concentra la actividad.
La idea surgió por iniciativa de los privados y busca la colaboración del Ejecutivo en la logística, los recursos humanos con poder de policía y la capacidad instalada de las oficinas públicas.

   "Sabemos que un monitoreo por sistema informático no elimina el delito, pero sí servirá para disuadir y actuará como prevención ante la inseguridad", comentó el referente de los comerciantes de Echesortu, Saúl Eluk.

   El secretario de Gobierno municipal, Horacio Ghirardi, se mostró permeable a los proyectos surgidos desde las asociaciones comerciales y explicó cómo será la participación de la Intendencia en la puesta en marcha de las cámaras de seguridad en los paseos comerciales.

En cooperativa. "Los comerciantes pueden organizarse de manera cooperativa para adquirir los equipamientos y hacer una estrategia coordinada para colocar los artefactos con el objetivo de prevenir delitos", destacó el funcionario que hoy, a las 11, recibirá a los empresarios en el Palacio Municipal.

   Uno de los más entusiasmados es el titular de los comerciantes de Echesortu. "En nuestro barrio el planteo será por etapas. La idea es cubrir seis cuadras por Mendoza entre Avellaneda y Riccheri, donde confluyen el comercio y la actividad bancaria. Si bien hay varios presupuestos, el costo de cada cámara sería de unos mil dólares. Giran 359 grados y tienen un alcance de 150 metros como para enfocar la patente de un auto", detalló Eluk y agregó: "Para la Municipalidad sería un golazo, porque con la misma tecnología podrán monitorear el tráfico, el vandalismo al mobiliario urbano, la frecuencia del transporte y la recolección de residuos".

Compromiso. Por su parte, Ghirardi se comprometió a aportar logística y recursos humanos para el monitoreo del sistema. También las áreas de control e inspección con poder de policía estarán en condiciones de aportar condiciones de seguridad".

   El secretario de Gobierno consideró que la incorporación de un elemento disuasivo puede hacer más eficiente los recursos en la vía pública, pero "debe estar acompañada de la colaboración de autoridades policiales y provinciales".

Con la TGI. Para Eluk, la forma de financiar el costo de las cámaras de seguridad correrá por cuenta de los frentistas, comerciantes y propietarios de edificios. "Haremos un convenio con la Municipalidad para incluir este gasto en la tasa general de inmuebles (TGI), se puede hacer en 10 pagos y la compra podría estar financiada por el Banco Municipal", estimó el dirigente empresarial.

   Estos elementos podrían estar en red con la línea de contacto policial 911 y contar con el respaldo de la GUM, ya que se piensa instalar una central en sus dependencias de Riccheri al 1300. "Si se comete un delito, la imagen del delincuente queda grabada y sirve como prueba fehaciente en un juicio", indicó Eluk en referencia a la opción que tendrá cada colega de instalar un monitor en su comercio, aparte de las que se instalarán en la calle.

   "Quedan pendientes cuestiones técnicas que habrá que ver con especialistas. Hay voluntad de trabajar coordinadamente con los privados y las autoridades policiales", remarcó Ghirardi para insistir en que las cámaras en la calle "son un elemento que aporta condiciones de seguridad, prevención y disuasión".

Comentá la nota