Instalan sistemas de energías renovables en áreas protegidas

Instalan sistemas de energías renovables en áreas protegidas

Los Alerces y Lago Puelo, en Chubut, y Perito Moreno, en Santa Cruz, son los primeros tres parques nacionales que cubren un 100% de sus necesidades energéticas mediante fuentes renovables como la solar o la eólica.

A través de la Administración de Parques Nacionales (APN), el Gobierno nacional busca dotar de sustentabilidad los sistemas de generación energética de las áreas protegidas existentes en distintos puntos del país. 

Con ese fin, la unidad de Energías Renovables de la Dirección Nacional de Infraestructura de la APN instrumenta desde el año pasado el Programa de Fuentes de Energía Renovable en Áreas Protegidas Nacionales. La propuesta busca la independencia de dichos predios en cuanto a la producción energética necesaria para su funcionamiento con base en la aplicación de sistemas de radiación solar y fuentes eólicas o hidráulicas.

Los profesionales de la APN ya se encargaron de confeccionar un relevamiento de la situación energética de los distintos parques nacionales, evaluando su realidad económica y definiendo la fuente ideal para cada caso.

En ese marco, los profesionales de la APN ya se encargaron de confeccionar un relevamiento de la situación energética de los distintos parques nacionales, evaluando su realidad económica y definiendo la fuente ideal para cada caso. Asimismo, emprendieron la licitación y compra de equipos, incluyendo más de 40 sistemas completos de generación fotovoltaica que en estos momentos están siendo instalados en 13 áreas prioritarias.

Gracias a estas labores, ya hay tres parques nacionales capaces de autoabastecerse de energía con casi un 100% de fuentes renovables: Los Alerces y Lago Puelo, en Chubut, y Perito Moreno, en Santa Cruz. 

Adicionalmente, un cuarto parque –el de Ciervo de los Pantanos, en la provincia de Buenos Aires– cubre de manera sostenible los requerimientos energéticos de sus zonas de mayor acceso público. Y la APN montó sistemas fotovoltaicos para abastecer módulos habitacionales en dos parques más: El Impenetrable, en Chaco, y Calilegua, en Jujuy.

A lo largo de este año, en tanto, otros ocho complejos serán sede de obras similares: Monte León, en Santa Cruz; Nahuel Huapi, en Río Negro y Neuquén; Sierra de las Quijadas, en San Luis; Quebrada del Condorito, en Córdoba; Baritú y Los Cardones, en Salta; Iberá, en Corrientes; Tierra del Fuego, en la provincia homónima; y la Reserva Natural Formosa, en suelo formoseño.

Múltiples beneficios

La necesidad de optimizar el consumo energético en los parques nacionales está en línea con los compromisos internacionales asumidos por la Argentina para diversificar su matriz energética, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y combatir el calentamiento global. 

De acuerdo con el Programa de Fuentes de Energía Renovable en Áreas Protegidas Nacionales, la implementación de sistemas energéticos autónomos y sostenibles puede darse tanto mediante el mejoramiento de la infraestructura existente como a partir de la ejecución de nuevas obras.

Aparte de mejorar la calidad del servicio de energía en las áreas protegidas aisladas que carecen de acceso a la red eléctrica convencional, otros beneficios implicados en la propuesta incluyen la iluminación de caminos de acceso, la instalación de métodos de cobro electrónico de ingreso, la mejora de los sistemas de comunicaciones, el recorte de costos económicos y operativos, y la difusión de buenas prácticas frente a los visitantes. 

Protección biológica

La APN es un organismo público encargado de mantener el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, destinado a la protección de la diversidad biológica y los recursos culturales del país. Su sede central se ubica en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). 

Fundada en 1934, la entidad depende de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Su misión esencial es conservar muestras representativas del gran mosaico ambiental del país. 

Su cobertura no se limita a los parques nacionales, sino que también abarca los monumentos naturales, las reservas nacionales, las reservas naturales estrictas, las reservas naturales silvestres y las reservas naturales educativas.

Desde 2016, la APN se encuentra presidida por Eugenio Bréard. Otras autoridades relevantes son Emiliano Ezcurra, quien ejerce como vicepresidente; Pablo Galli, quien es vocal por la Secretaría de Ambiente; Roberto Brea, vocal por la Secretaría de Turismo; Gerardo Bianchi, vocal por el Ministerio de Defensa; y Luis Giménez Tournier, vocal por el Ministerio del Interior. 

Coment� la nota