El Insssep llama al diálogo a los prestadores y ratifica que continuará con la reformulación de la auditoría y acuerdos

Ante las recientes advertencias de corte de servicios por parte de los prestadores privados, desde el Insssep se lanzó un llamado a mantener el diálogo y evitar profundizar la confrontación, aunque el organismo ratificó "la necesidad de una reestructuración integral de los mecanismos de auditoría y reformulación de acuerdos", y aseguró que su postura será de "enérgica protección de los afiliados".
Estas expresiones surgen como respuesta a las advertencias que se hicieron escuchar desde la Asociación de Clínicas y Sanatorios y la Federación Médica, entidades que anunciaron el posible corte de servicio a la obra social por la deuda que mantiene con ellas.

A través de una solicitada firmada por su presidente, Atilio Velázquez, el Instituto de Seguridad Social, Seguros y Préstamos expresó que "ante el marco de la crisis coyuntural económico-financiera, debemos realizar un esfuerzo solidario todos los sectores de la sociedad". Agrega que "hemos identificado claramente los problemas que preocupan a nuestros afiliados, tales como la situación de las prestaciones médicas y sociales, la reestructuración de la funcionalidad y eficiencia de la Farmacia Social, la lucha contra el plus médico, y el análisis de propuestas de reformas de la ley que nos rige. Por ello es que nos hemos fijado objetivos claros que contribuyen al bien común y excluyen los beneficios sectoriales exclusivos".

En este sentido, Velázquez señala que "ante las amenazas de corte de servicios planteada por vías no directas por alguna dirigencia, sólo nos queda la responsabilidad de convocarlos a un diálogo maduro para el cual las puertas están abiertas".

Remarca además que "los afiliados, razón de ser de la Institución, serán protegidos enérgicamente ante cualquier circunstancia extrema, intereses sectoriales o políticos que, mediante la desestabilización irresponsable, afecte sus derechos".

Las advertencias

La semana pasada, la Federación Médica del Chaco anunció que desde mañana, los médicos que prestan servicios a afiliados del Insssep no aceptarán órdenes de la obra social si la entidad no recibe todo o parte de los fondos que le adeuda el Insssep.

Miguel Matta explicó que cuando el afiliado pague por una prestación, recibirá a cambio un recibo con el que deberá después reclamar el reintegro del dinero a la obra social.

En tanto el titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Armando Frangioli, reclamó al gobernador Jorge Capitanich que de a conocer el cronograma de pagos que se comprometió a elaborarlo 20 días atrás, y que desde el mismo gobierno provincial denominaron como flujograma. La medida fue dispuesta por el atraso en el pago de prestaciones por parte del Insssep, indicó el secretario adjunto de la Federación Médica del Chaco, Alejandro Gutiérrez. "En la reunión de la mesa ejecutiva con todas las entidades primarias de la provincia, decidimos otorgarle un nuevo plazo al Insssep para poner al día las prestaciones. De lo contrario la semana que viene tendríamos que suspender el crédito a la obra social", dijo Gutiérrez días atrás.

El dirigente aclaró que la medida no implica un corte de servicios ni una denuncia de convenio. "Consiste en cobrar al paciente la consulta y otorgarle un recibo para que la obra social le reintegre ese dinero", señaló, a la vez que consideró que "no hay otra posibilidad operativa para sostener económicamente las entidades de la salud".

Comentá la nota