Inspectores de la delegación del Ministerio de Trabajo realizaron controles en la Terminal

Durante el fin de semana largo agentes de la delegación del Ministerio de Trabajo concretaron operativos de personal en el ámbito de la Terminal de Omnibus.
Los inspectores efectuaron los controles desde el viernes al lunes, días en que hubo un intenso movimiento.

En este sentido, el agente a cargo de los controles, inspector Gonzalo Ardiles, comentó que "se verificaron las libretas de los trabajadores y a través de ellas se comprobó que la jornada legal de trabajo no estuviera excedida, y también que les respetaran los francos", explicó.

Este tipo de operativos se realizan por lo general en las ciudades o zonas turísticas y mayoritariamente durante las épocas de receso o los fines de semana largos, donde el grueso de la población decide trasladarse hacia otras localidades. No obstante desde el Ministerio de Trabajo se solicitó la concreción de estas inspecciones en algunas localidades bonaerenses tales como Junín, San Nicolás y Pergamino.

"Estos operativos son de vieja data, porque los controles a los choferes de colectivos hace tiempo que se ponen en práctica. Son poco usuales en Pergamino, pero frecuentes en las ciudades balnearias y en otras más reconocidas como Bahía Blanca, Necochea, etcétera. En Pergamino nunca se habían hecho antes, pero el director de la Provincia optó por implementarlos en esta zona", explicó Ardiles.

Fines de semana largos

En nuestro medio los controles comenzaron a implementarse en el abril, más precisamente, en Semana Santa, el segundo el fin de semana largo del 1º de mayo, siendo ésta la tercera inspección realizada. En este sentido el agente del Ministerio de Trabajo agregó: "Por lo general verificamos la situación durante los fines de semana largos que es donde se producen en su mayoría los excesos en el trabajo de los choferes, ya que las empresas implementan refuerzos en los horarios pautados para los viajes".

De acuerdo con lo comentado por el inspector, todos los choferes poseen su libreta, aunque la mayoría de ellas demuestran que algunas empresas están en infracción. "En algunos casos a los choferes no se les registra el franco correlativo que, por convenio colectivo, deben tener; son seis francos. A veces los empresarios los acomodan a su conveniencia, no les dan el descanso compensatorio que deben tener. Se registraron algunos excesos de jornada legal de trabajo. Lo que más se ve es la falta de diagramación de los días de franco. También observamos que algunas empresas utilizan para sus anotaciones en las libretas de los empleados una especie de tinta que puede ser manipulada para alterar los registros. Ultimamente los resultados están arrojando un 45% promedio de infracciones sobre el total de los controles efectuados", señaló el inspector.

Nuestra ciudad fue elegida para concretar inspecciones ya que es un punto clave en donde confluyen colectivos de diversos lugares del país tales como Mendoza, Bahía Blanca, Paraná y Córdoba. "La ciudad es un punto justo de concentración porque acá podemos inspeccionar si los choferes están trabajando más de lo que deben", dijo Ardiles.

Cumplimiento del convenio

En relación a la cantidad de horas que un conductor de colectivos debe cumplir, el inspector informó que varían de acuerdo a los dos convenios existentes: el de la Nación y el de la Provincia de Buenos Aires. En el último, son 12 las horas que los choferes pueden trabajar en el territorio bonaerense. En cambio en el nuevo convenio firmado en febrero, que rige en todo el país, son 16 las horas. El artículo 1º de la Ley Nº 11.544 aclara cuál es la extensión que debe tener la jornada horaria. Dos choferes por cada unidad es el mínimo establecido por ley y no pueden trabajar más de 12 horas. También son 12 las horas que deben transcurrir para que puedan volver a conducir. "Por lo general es esto lo que no se respeta, el chofer llega a su destino y lo dejan descansar un par de horas solamente. Después lo envían nuevamente a hacer otro viaje. Por eso la mayoría de los choferes están excedidos", aclaró el funcionario.

En cuanto a la falta de diagramación es importante aclarar que en muchas oportunidades es el chofer el que completa la libreta siendo que debe ser llenada por un jefe de tránsito. Hay poca organización entre las empresas motivo por el cual los choferes no tienen la posibilidad de llevar un control de sus francos. En este sentido al trabajador le corresponde un franco cada 72 horas.

Resultados positivos

Más de cincuenta fueron los colectivos que se inspeccionaron en el fin de semana, provenientes de distintos puntos y de diversas empresas. La reacción a las inspecciones es buena por parte de los choferes ya que están acostumbrados.

En cuanto al proceso de control, cabe destacar que por cada colectivo inspeccionado se labra un acta de control o verificación. Primeramente el inspector le pide la boleta al chofer, porque es su obligación llevarla. Con este documento se controla que el conductor esté en blanco, que la jornada de trabajo sea la que corresponde, que se les otorguen los francos, que no estén alteradas las escrituras y la verificación de firmas, entre otras cuestiones.

Si hay una infracción, se envía a las firmas una documentación en donde se les solicita y se les fija un tiempo para que hagan su descargo en el cual pongan de manifiesto el por qué de las irregularidades. En los casos que corresponde, se hace un sumario y en La Plata se fija la multa. Generalmente la empresa responde y se regulariza el 10% de las situaciones multadas.

Seguridad del trabajador

El objetivo de los controles es resguardar la seguridad del trabajador y de los pasajeros. Más allá de los controles, desde el Estado se apela a la responsabilidad empresarial de los propietarios de las compañías, para que el traslado de personas no se vea afectado por el deseo de aumentar la rentabilidad. "Los empresarios deben concientizarse de que sus choferes llevan personas. No hay que olvidarse que hay un extracto que es la persona. Debemos resguardar la seguridad del chofer y de los usuarios del servicio", expresó Ardiles.

El exceso de horas de actividad es considerado por especialistas como una de las principales causas de accidentes graves protagonizados por colectivos.

Las empresas buscan reducir gastos y los conductores se prestan a no cumplir con la regulación sobre los tiempos. Se observa que el mismo conductor que llega a destino es quien toma el control de la unidad para el viaje de regreso. Esto es muy frecuente.

Cuando se comprueba la infracción se le impide al chofer continuar el viaje, aunque no se limita el servicio que puede ser realizado por otra persona designada por la empresa y que cuente con las condiciones habilitantes.

Comentá la nota