Inspeccionarán 8 ingenios tucumanos durante dos días

El viernes, en reunión plenaria, se analizará información obtenida en las visitas.
Entre hoy y mañana, autoridades de Tucumán y Santiago, junto a funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación, visitarán ocho ingenios para saber cuál es el estado de situación de cada uno de los vertidos, en el marco de las acciones preventivas sobre la contaminación de la cuenca Salí-Dulce.

El director de Medio Ambiente, ingeniero Juan Carlos Targa, dialogó ayer con Nuevo Diario y confirmó además que la nueva reunión de la comisión técnica del Comité de Cuenca se realizará el próximo viernes, y entre los temas propuestos están las consideraciones y análisis sobre las visitas a ingenios industriales del Grupo de Gestión en Tiempo Real.

Targa dijo que esta vez fue el comité técnico el que pidió "ir a todos los ingenios que podamos, eligiendo nosotros", y no como invitación que parte de la propia provincia de Tucumán.

Algunos de estos ingenios ya fueron visitados, y otros no, y están ubicados algunos en la zona céntrica y otros en cercanías de la ciudad de Concepción. Si se quiere hacer una "inspección" como tal, llevaría un ingenio por día, explicó Targa.

"Sabemos que hay contaminación en general", indicó Targa, advirtiendo que para el caso que detecten alguno que realice una contaminación muy grande, activarán todos los mecanismos para que Tucumán como autoridad de aplicación comience o haga alguna acción, junto con la Nación.

Luego de analizar los resultados de la información que se obtenga, debatirán si visitan los otros ingenios o fábricas.

Sobre la zafra, el funcionario indicó que la producción viene siendo importante, aunque en Tucumán tienen "muchos problemas" con el fuego, por quemas de barbechos que se extiende hacia las cañas.

Mientras que sobre su impacto en la cuenca, indicó que deben monitorearlo porque no hubo un aumento de hectáreas sembradas con cañas.

Nutrientes y algas tóxicas

Sobre la presencia de nutrientes en el agua del embalse, Juan Carlos Targa reconoció que es "malo, porque hace que se puedan desarrollar las algas, ya que ante momentos en que haya baja cantidad de vientos, calor excesivo, más la gran concentración de nutrientes, puede ser que se dispare el mecanismo de excesiva proliferación de algas que son tóxicas".

Estas algas consumen el oxígeno, producen la mortandad de peces y mucha degradación. "Aunque esté entrando agua totalmente pura podemos tener floraciones de algas por muchos años de contaminación. No sólo por lo que pueden tirar los ingenios o citrícolas, sino que toda la lluvia que entra lava los suelos que tienen nutrientes, y libera la acumulación en el fondo del lago".

Comentá la nota