Inspeccionan Península San Pedro por denuncias de fumigación

El titular de la subsecretaría de Medio Ambiente, recorrió ayer la zona que desde hace un mes está siendo fumigada con herbicida. Hoy se pronunciaría técnicamente sobre el producto utilizado. Los "propietarios" de las 40 hectáreas de la polémica prefirieron no hablar con la prensa. Por su parte, el titular de la Junta Vecinal confirmó la sórdida y violenta disputa por las tierras en el lugar: "Bienvenidos al Lejano Oeste", dijo.
El subsecretario de Medio Ambiente municipal, Pablo De Brito, recorrió ayer la zona fumigada con glifosato en la Península San Pedro, y hoy emitiría un dictamen sobre la conveniencia de su utilización, así como sobre el uso que se dio en el terreno.

Se trata de la primera intervención del Estado municipal en torno a la violenta disputa de 40 hectáreas en la zona, que incluye una llamativa usucapión y una serie de hechos violentos denunciados ante la Justicia.

De Brito estuvo acompañado por Rafael Boné y Jorge González Galé, "propietarios" de los lotes, quienes se negaron a hablar con la prensa.

Este medio detalló ayer la historia que rodea a la apropiación por parte de Boné de las 40 hectáreas, a través de un juicio de usucapión; así como la irrupción del empresario González Galé, quien se convirtió en el inversionista para el desarrollo de un proyecto de barrio cerrado.

De manera informal, Galé confirmó a periodistas de ANB que radicó en la justicia, en el mes de noviembre, una denuncia por privación ilegítima de la libertad y agresiones, vinculadas con un violento episodio entre partes interesadas en quedarse con los terrenos.

Paralelamente, el presidente de la Junta Vecinal de Península San Pedro, Gustavo La Porta, confirmó que efectuó la denuncia por la tala indiscriminada de especies arbóreas nativas y la fumigación con herbicida, del terreno mencionado.

La Porta graficó también el clima violento que vive la zona a partir de la disputa por la tierra: "Bienvenidos al Lejano Oeste", dijo en diálogo con este medio.

El vecinalista explicó que se reunirá con el defensor del Pueblo local, Vicente Mazzaglia, para exponerle la problemática referida a la usucapión que permitió a un particular quedarse con 40 hectáreas.

En tanto que De Brito recordó que la zona de la península San Pedro se encuentra definida como un lugar "agro turístico", con lo cual –en primera instancia- los herbicidas no estarían permitidos. (ANB)

Comentá la nota