Inspección General pedirá que la policía acompañe sus controles

El titular del área, José María Lopetegui, no ocultó su preocupación por las consecuencias que provoca el consumo de drogas y de alcohol. Admitió que los inspectores salen con temor a realizar su trabajo.

El titular de la Dirección de Inspección General del Municipio se refirió a la agresión física que sufrieron en la madrugada del domingo pasado los agentes Adrián Alvarez (el más lastimado) y Carlos Alfonso en momentos en que una decena de inspectores se encontraban realizando controles de nocturnidad en inmediaciones de Bernardo de Irigoyen y Matheu.

José María Lopetegui sostuvo que "estamos muy preocupados por esta problemática; pensamos que la sociedad en su conjunto va a tener que replantearse el tema de los horarios y los hábitos de vida de ciertos jóvenes a quienes sus padres tendrían que controlar mejor".

Tras señalar que "los dos inspectores agredidos por un grupo de personas alcoholizadas tuvieron que ser atendidos en una clínica privada" sostuvo que "si bien no quedaron internados, sufrieron golpes en todo el cuerpo; cuando los vi, no podía creer lo que les había pasado; hay uno de ellos que sigue complicado", comentó.

Planteo

El funcionario dijo luego que "después de hacer la denuncia, al comisario mayor Norberto Castelli, en su condición de Jefe Departamental, le planteamos la necesidad de que, especialmente en Alem, en Hipólito Yrigoyen y en el centro, que son los sectores más complicados, haya controles hasta última hora; cuando ocurrieron los hechos, no había presencia policial en el sector", se quejó.

Añadió: "la reiteración de hechos violentos en la vía pública hace que los agentes sientan un lógico temor a la hora de realizar su trabajo específico".

Finalmente sostuvo que "a la luz de lo que pasó, el estado anímico de los inspectores no es el mejor; tengo la impresión de que, de ahora en más, van a tener que desarrollar su tarea acompañados por la Policía".-

Comentá la nota