Los insólitos gastos de Racconto en ágapes y obsequios vendimiales

El vicegobernador decidió sumarse a los festejos vendimiales y gastó alrededor de 72 mil pesos entre obsequios de cortesía, contrataciones de músicos y ágapes a las reinas vendimiales, a pesar de la necesidad de ser austeros.
A pesar de la crisis que el Gobierno proclama, en la Legislatura parece no vivirse el ahogo financiero que soportan desde los intendentes hasta los ciudadanos de a pie. Luego de la Vendimia, trascendió que el Vicegobernador Cristian Racconto efectuó gastos por más de 72 mil pesos para unirse a los festejos de la máxima celebración de Mendoza, a pesar de que las secretarías de Cultura y de Turismo, y la Secretaría General de la Gobernación, corrieron con el grueso de los gastos.

Al parecer, el vice quiso tirar la Legislatura por la ventana de su despacho y decidió erogar en varios rubros: gastos en concepto de cortesía y homenajes, hasta la contratación de artistas, más la publicidad en los medios de comunicación para difundir los espectáculos del programa “Legislatura y Vendimia” y que se dio a conocer como “Vendimia, Legislatura y Tango”.

La cortesía no tiene precio

A simple vista, y de acuerdo a las resoluciones firmadas por Racconto, llama la atención los gastos efectuados bajo el concepto “Cortesía y Homenajes”.

En este sentido, pueden mencionarse los 780 pesos erogados para la adquisición de 30 bombillas para obsequios protocolares destinados a los actos de Vendimia –comprados en Bazar Salamone-.

Un poco más gastó en adquirir 25 centros de mesa con velas: 928 pesos.

Pero, sin dudas, el gasto más elevado en este rubro fue la compra de 300 cuadros con varilla italiana de 2 cm. de roble ilustrado con vidrio de 30 x 40 que el vicegobernador quiso reservar para distinciones, compra que fue adjudicada a la empresa de César Garay, según la resolución nº 233.

Estos obsequios implicaron la suma de 8.820 pesos para el erario público.

Siguiendo con el mismo concepto de Cortesía y Homenajes, otros dos gastos importantes se dieron en la confección de material gráfico diseñado para los espectáculos programados por “Legislatura en Vendimia”.

En ese sentido, se autorizó el gasto de 9.670 pesos a la empresa de Javier Jaliff por: la confección de 1.000 carpetas troqueladas con imagen Legislatura en Vendimia, plastificadas; 1.500 invitaciones; 3.000 programas y 2.000 calendarios de Vendimia destinados a los actos realizados en la Casa de las Leyes.

Racconto también quiso agasajar a las candidatas vendimiales y por ello pagó 5.000 pesos para el catering que se sirvió el 26 de febrero, adjudicado a la empresa de Osmar Alberto Pedernera.

La cortesía sí tiene un precio: en vendimia, por todo este rubro, Racconto gastó 25.198 pesos, de acuerdo a las resoluciones 233 –del 16 de febrero-, 279, 282, 283 y 284 –todas éstas firmadas el 23 de febrero-.

Espectáculos

La era Racconto se ha caracterizado por otorgarle otro cariz a la formal sede del Poder Legislativo, en Peatonal Sarmiento. Uno de los primeros actos que llamó la atención y cierto enojo no sólo de los legisladores de la oposición, sino también de algunos referentes del justicialismo fue la misa que el arquitecto improvisó en el Salón de los Pasos Perdidos, el año pasado, para Semana Santa.

En este caso, la celebración vendimial era menos solemne que el acto litúrgico -y más oneroso para el Estado provincial- por lo que Racconto decidió organizar espectáculos de tango los días 25 y 26 de febrero.

La erogación más elevada en este rubro se dio con la actuación del grupo Almacén de Tangos, por la realización de un espectáculo llamado “Tango y Vino” y por el cual se abonó la suma de 6.000 pesos.

También contrató a la Orquesta Contramarca en 2500 pesos, al grupo orquestal “Sin Fueye” en 1.800 pesos y 3.000 pesos al grupo de baile MD.

También el reconocido actor Martín Neglia –que logra una gran interpretación del General San Martín en distintos eventos- fue invitado a participar en “Vendimia, Tango y Legislatura”, abonándosele un cachet de 1.800 pesos.

La conducción de un espectáculo musical y de otro denominado “Vendimia entre poema y poema”, se pagó a Alicia Contursi –la señora del horóscopo en “Despierta Mendoza”- la suma de 500 pesos, en representación de Héctor Angel Buzzalino, más conocido como Angel Bloise, para el 25 y 26 de febrero.

Como se supo por los medios, el exquisito integrante de Serú Girán, Pedro Aznar, también estuvo en Mendoza y participó de “Vendimia, Legislatura y Tango”. En este caso, un día antes de su actuación en el Americanto, Racconto se hizo cargo de la estadía del genio musical: 800 pesos por una noche en el Sheraton.

También el Senado se hizo cargo de la estadía de los técnicos y músicos que acompañaron a Aznar: por la noche del 25 de febrero, el Hotel Solaz de los Andes cobró 1.300 pesos.

En total, en este rubro la Legislatura abonó 17.700 pesos.

Alguien tiene que venir

Por último, el presidente del Senado realizó una fuerte inversión en publicidad por dos días en medios gráficos para difundir sus actos de gobierno.

En este sentido, la publicación de los actos inherentes a “Vendimia, Legislatura y Tango” en Diario UNO y Los Andes, y realizado por Marketing Regional SA, costó 29.903 pesos.

La otra vendimia

Así, el vicegobernador pudo lograr celebrar otra vendimia y sumar la Legislatura a la intensa agenda que por esas semanas tuvo Mendoza en lo cultural. Estas actividades le costaron al Estado provincial 72801 pesos, el total de los rubros y conceptos mencionados más arriba.

Tales gastos fueron publicados en la orden del día de la sesión del miércoles, según pudo saberse.

Si bien no requieren ser autorizados previamente por los senadores, es función del jefe de la Cámara Alta informar a través de las resoluciones mencionadas los costos que han ocasionado los actos de gobierno. Todas las resoluciones han sido autorizadas con la firma del vicegobernador y del Secretario Administrativo, Mario Pepi.

Estos gastos han ocasionado, por lo bajo, varias molestias en el seno de la Cámara. Si bien se considera que, en relación al contexto actual de crisis, no es el momento para realizar gastos que muchos evaluaron como “superfluos” –como los cuadritos obsequiados que costaron más de 8 mil pesos-, nadie se ha animado por el momento a cuestionarlos abiertamente.

Esto trajo a colación otras "inversiones" realizadas por el arquitecto en su primer año de gestión como presidente de la Cámara de Senadores y que, de entrada, no fueron bien vistos. Varios recuerdan el alquiler de plantas para decorar la Legislatura el año pasado, cuyo costo y mantenimiento también implicaron una buena suma. Plantas que hoy no tendrían mantenimiento y que algunos ven secarse inexorablemente.

Comentá la nota