El insólito periplo de las presuntas coimas empresarias

El fiscal Garrido denunció por posibles sobornos a varias compañías; el caso Skanska
Tres de la sociedades de bolsa por las que pasaron las coimas del caso Skanska y una casa de cambio a la que el Banco Central suspendió en 2007 y que había sido fundada en 2003 como una firma de operaciones de intercambio de ganado. Ese fue el destino de parte de los cheques por 8.500.000 de pesos que Telefónica pagó, entre 2003 y 2006, a empresas consideradas fantasma.

Según una denuncia del fiscal Manuel Garrido revelada anteayer por La Nacion, en la que se acusa a la firma de telefonía y a otras ocho compañías por presuntos pagos de sobornos millonarios, el intrincado circuito financiero tenía como objetivo borrar el origen del dinero. Pese a que las empresas operaron con distintas firmas fantasma, en muchos casos se repiten las cuentas por donde pasó el dinero.

La presentación de Garrido involucra también a las constructoras Perales Aguiar, Vezzato, Vialbaires, Caminos del Valle y Tomio Ingeniería, y a las empresas Hidrocinetic, Elecnor y Servaind. Todas ellas son contratistas del Estado y declararon haber contratado servicios de firmas que, según lo investigado en la causa Skanska, eran compañías fantasma que proveyeron a la constructora sueca de facturas falsas para disimular el pago de coimas en la ampliación de dos gasoductos.

El fiscal Garrido comprobó que Telefónica había operado, por 9.985.410 pesos, con cinco empresas consideradas fantasma: Acquasa, Berniers, Constructora La Nueva Argentina, Larrasaro y Obrytel. A esas firmas les libró cheques por 8.519.642 pesos, que pasaron por las cuentas de esas empresas y que después se endosaron en favor de otras cuatro compañías: Mercado Unico, Money Market, Multi Bursátil (las tres presentes en el caso Skanska) y Laura Grivetto e Hijos (la casa de cambio suspendida en 2007).

Aunque operó con una empresa fantasma diferente (Constructora Triple T), también pasaron por cuentas de las mismas sociedades de bolsa los cheques que emitió Sevaind, por 673.188 pesos.

Algo similar ocurrió en el caso de Vezzato, que libró cheques en favor de la Constructora Triple T, por 80.350 pesos. Los valores pasaron por cuentas de Money Market y de Laura Grivetto. También por Títulos y Valores Sociedad de Bolsa, Fonfipro y la Iglesia Evangélica Pentecostal Bethel de San Miguel. Por estos últimos dos destinos pasaron los cheques que, por 1.166.575 pesos, emitió Hidrocinetic, pese a que, en su caso, las empresas fantasma fueron Acquasa, Obrytel, Larrasaro y Wikan Obras y Servicios.

Comentá la nota