Insólito: El jefe de la Policía de Pilar no sabe qué pasa con los refuerzos

Insólito: El jefe de la Policía de Pilar no sabe qué pasa con los refuerzos
Hace un mes se espera una tanda de 20 agentes. Pero manifestó desconocer si hubo acuerdos para el desembarco, y si finalmente llegarán. Descartó que uniformados que ya cumplen servicios en el distrito hayan ido a la Costa, como temían los Foros. Aunque admitió que se les dieron vacaciones a algunos, pese a que se había manifestado lo contrario.
Insólito. Casi ofendido, el Jefe de la Policía de Pilar, Comisario Ernesto Ortega, dijo desconocer qué pasa con la tanda de unos 20 policías que se está esperando para Pilar hace más de un mes, prometida por el Gobernador Daniel Scioli.

De hecho, manifestó que las promesas fueron hechas a los Foros de Seguridad, ámbitos a los que se los debería consultar. O, en todo caso, al Ministerio, claro.

Molesto ante los dichos de los Foros, que en los últimos días se mostraron en desacuerdo con el sistema de patrullajes (dicen que a los uniformados les falta "actitud"), y desde donde también sospecharon que el Operativo Sol sí se ha llevado efectivos locales a la Costa, pese a que el Ministerio se había comprometido a hacer todo lo contrario, Ortega aseguró que "ningún policía de Pilar se ha ido a la costa", aunque no pudo decir lo mismo respecto a los refuerzos, que se habrían demorado porque antes fueron "desviados" a las playas argentinas.

"No sé si se fueron a la Costa o no. Yo de lo único que sé es de los 10 que llegaron para el Destacamento Santa Ana, lo demás habrá que ver qué le dijo el Ministerio a los Foros; yo no tengo conocimiento y no participé de ningún pacto", se despegó Ortega.

De todos modos, mencionó que una de las posibilidades era la de adelantar el egreso de policías, pero tampoco se mostró en acuerdo con que personal sin experiencia sea destinado a trabajar.

Pocos, muy pocos

Ortega informó que en Pilar hay 486 uniformados, pero un 30%, poco menos de 150, está con licencias o carpetas médicas y realizan tareas administrativas. El resto, unos 350, deben repartirse entre las 17 dependencias policiales con las que cuenta Pilar, y a su vez en 3 turnos. Lo que arroja una cifra de unos 7 uniformados por dependencia. En ese contexto, Ortega se mostró en desacuerdo con inaugurar nuevos destacamentos policiales sin el inmediato refuerzo policial, porque lo obliga a "desarticular cuadrículas y zonas de patrullaje para destinar ese personal a otro lugar", lo que deja a las comisarías y destacamentos cada vez con menos personas y reduce la capacidad de acción.

Comentá la nota