Insólito, no hay clases por ser el Día del Portero

No hay clases hoy en Río Negro porque Educación suspendió las actividades a raíz de que hoy se celebra el día del portero. Así, se suman 45 días perdidos de las 106 jornadas programadas hasta hoy según el calendario del Consejo Provincial de Educación.
Se malogró el 42 por ciento de las jornadas. Hasta ahora, los alumnos sólo lograron cuatro de diez días de clases.

Las razones de las suspensiones son múltiples: el paro docente y, después, la prevención por la gripe A. Educación canceló la actividad de hoy por el día del portero, relativizando todos sus compromisos asumidos para la recuperación de las clases perdidas.

No importó el afectado calendario y el anunciado proceso de apoyo escolar y el gobierno provincial igual dispuso esa puntual conmemoración y la cancelación de la jornada en las escuelas.

El día del portero nunca se conmemoró en Río Negro, por lo cual se instituyó con el decreto Nº 557, que ayer firmó el gobernador Miguel Saiz.

La provincia dispuso que el 11 de agosto será el día del "personal de servicios generales" en las escuelas.

Educación informó que los "alumnos no deberán asistir", aunque el dictado "será normal en las escuelas hogares y residencias". Se aclaró que "los docentes realizarán actividades de planificación y programación de tareas".

La presencia de los maestros se corresponde con los días de paro del inicio del ciclo escolar. Las autoridades rionegrinas persisten en un gravísimo error: la recuperación se debe cumplir con los alumnos en clase.

No existió otra referencia oficial. Sólo trascendió que la suspensión se origina en la imposibilidad de la limpieza de los establecimientos.

La alternativa más simple, como siempre, fue la suspensión de las actividades, a pesar del año de las graves perdidas. Es ni más ni menos que otro desatino de este gobierno que afecta a la Educación.

Se acerca otro dilema: el lunes próximo es feriado por el fallecimiento del general San Martín aunque, según el programa de recuperación, se deberían dictar las clases.

Un repaso de las jornadas frustradas indica que el calendario original para los niveles Inicial y Primario preveía, hasta hoy, 106 días de clases. La realidad consigna el dictado, en líneas generales, de 61 jornadas, es decir, fracasaron 45: 32 quedaron en la protesta de la Unter, 12 de los primeros días hábiles de julio por la gripe A (que el receso escolar completó después toda la inactividad del mes) y la conmemoración de hoy.

Comentá la nota