Insólita provocación de barras a Palermo en Casa Amarilla

Insólita provocación de barras a Palermo en Casa Amarilla
Lo acusaron de "traidor" y le dijeron: "La que te espera".
La jornada en el predio de Casa Amarilla se presentaba con algunos signos de preocupación para Alfio Basile, que reunió a los jugadores durante 23 minutos en la cancha N° 1 y les explicó lo que no le gustaba del equipo. También se puso serio el técnico por la lesión de Riquelme (ver página 7). Sin embargo, la mañana se guardaba otra "sorpresa". Un grupo de barrabravas hostigó y amenazó a Martín Palermo. Fueron siete los socios que se bajaron de un camioneta, ingresaron en el predio y, a las 11.30, empezaron a provocar al goleador.

-Palermo, esto es Boca. Tenés que correr un poco más. No seas amargo , tenés que tomar la leche; corré. Esto no es Estudiantes.

-¿Ustedes me dicen a mí que corra? ¿Saben cuánto hace que juego en Boca?

-Te vendiste como el Flaco (por Schiavi) ¿Querés ir a Estudiantes? Andate.

-Paren. Cualquier cosa lo charlamos después afuera, tranquilos.

Ahí intervino Jorge Ribolzi, ayudante de campo de Basile, quien intentó poner paños fríos: "Muchachos, estamos trabajando. Por favor, paren un poco". Pero Palermo, que amagó con regresar a la práctica, volvió sobre sus pasos: "Decime quién te mandó, así hablo con él".

De los siete hinchas, cuatro se ubicaron bien cerca del campo de juego y sólo dos de ellos fueron los voceros de las críticas y la amenaza: un simpatizante que tenía la camiseta de Boca N° 2 y otro que llevaba con orgullo la número 8.

Se ubicaron lejos de las cámaras y no buscaron notoriedad pública. Armaron el lío y se fueron rápidamente. El hincha que llevaba la camiseta N° 2 recibió un llamado a su celular. Alguien le avisó que el incidente estaba siendo transmitido en vivo y en directo por las cámaras de TV y las radios. Dio la orden y todos se levantaron. Aunque, antes de dejar el predio, mientras bajaban las escaleras, lanzaron lo peor: "La que te espera, Palermo... A partir de ahora la que te espera".

Está claro que esto nada tiene que ver con el fútbol. Ni con supuestas declaraciones de Palermo sobre la posibilidad de jugar el Mundial de Clubes en diciembre para Estudiantes. Martín anotó más de 200 goles con la camiseta xeneize y en ninguna cabeza entra la idea de que pueda ser cuestionado por no haber marcado ante Vélez y Argentinos. Además, el Titán es -junto con Riquelme y Battaglia- uno de los intocables para los simpatizantes.

Palermo estuvo vinculado con Rafa Di Zeo, ex jefe de La 12, que cumple una condena en el penal de Ezeiza, aunque puede salir a diario para ir a trabajar y luego regresar al penal. Incluso Palermo le hizo una polémica dedicatoria de un gol en una oportunidad. Los siete hinchas de ayer pertenecen a una tercera fracción de la barra que responde a "Cacho". Mientras gente vinculada a Mauro Martín, actual líder de la hinchada, le hizo saber a Palermo que no tuvieron nada que ver con las agresiones, uno de los siete dijo antes de irse: "Ni el Rafa te va a salvar".

Increíblemente, nadie de la seguridad de Boca (departamento a cargo de Néstor Gago) intervino. Son rigurosos para controlar el ingreso de algunas personas, pero ayer nadie actuó. Apenas Pascual, un vitalicio que, con la camiseta 9 de Palermo, se animó a increpar a los hinchas. Ellos, los provocadores, se fueron como si nada. Así como llegaron.

* El goleador no habló y tampoco hizo la denuncia

Martín Palermo no hizo declaraciones cuando se retiró del predio de Casa Amarilla. Desconoce quién mandó a esos hinchas a insultarlo y no realizó ninguna denuncia en la policía.

Comentá la nota