Insisten que varias provincias emitirán bonos, entre ellas Catamarca

Es insistente el rumor de especialistas que seis gobernadores analizan emitir bonos para pagarle a sus proveedores ante la asfixia del déficit fiscal, lo que se sumaría a la generación de nuevas deudas y dejará a las provincias al borde de las cuasimonedas (entre ellas Catamarca).
La suspensión por dos años de la ley de Responsabilidad Fiscal (25.917), aprobada por el Congreso y la emisión de bonos por parte de la administración bonaerense de Daniel Scioli abrieron un camino que ahora tomarían otras provincias. El rojo primario de todas las provincias, según estimaciones privadas, alcanzaría este año los $ 13.400 millones.

Ante un déficit que se ubicaría en torno a los $ 5.600 millones, el gobierno de Scioli resolvió emitir un bono a 12 meses por $ 850 millones para pagarle a proveedores y contratistas del Estado. Con esta estrategia, el kirchnerista espera reducir a 90 días el promedio de demora en el pago a las empresas del sector, que estaba llegando ya a 180 días, el doble del promedio.

Los economistas sostienen que la senda para arribar a las cuasimonedas se inicia con el pedido de dinero al banco público de la provincia y la generación de deuda con proveedores y contratistas, lo cual ya fue realizado por la mayoría de las gobernaciones.

Además de Buenos Aires, las cuentas presionan a Santa Cruz, Córdoba, Tierra del Fuego, Santa Fe, Catamarca, Jujuy y Capital Federal, por lo que los gobernadores ya piensan en emitir bonos para pagar a acreedores, y no descartan las cuasimonedas; "es el plan Z" dijo oportunamente Eduardo Brizuela del Moral.

La semana pasada, la Cámara de Diputados de la provincia aprobó el Presupuesto 2010 que paralelamente autoriza al Poder Ejecutivo a contraer créditos por 200 millones de pesos para financiar el déficit previsto para el año entrante.

Otro ejemplo es el de la Legislatura mendocina que autorizó al gobernador, Celso Jaque, la adhesión a la suspensión de la Ley de Responsabilidad Fiscal y la emisión de deuda por $ 420 millones para contrarrestar el rojo.

La provincia emitirá un título que sería absorbido en un 50% por la Casa Rosada, unos $ 175 millones serían colocados en el Banco Nación y el resto en acreedores particulares. Por su parte, el rojo de Chaco será de $ 300 millones, y el de Corrientes, de $ 220 millones; mientras que San Luis, Salta, La Rioja, Entre Ríos, Chubut, San Juan y Santiago del Estero tienen las cuentas más o menos controladas.

Los gobernadores no sólo tienen la presión de la caída de la recaudación, el pago a proveedores y el cumplimiento de salarios y aguinaldo, sino también el plus de hasta $ 350 reclamado por los empleados públicos para fin de año.

Comentá la nota