La CGT insiste con eliminar la "tablita de Machinea"

Frente a una posible "corrección" por parte del Gobierno, la central obrera, a través de Héctor Recalde, dijo que no alcanza con modificarla y que es necesario eliminarla
Héctor Recalde, jefe de asesores de la CGT, señaló que la posibilidad de modificar la denominada tablita de Machinea "es un avance que en lugar de que el impuesto avance a escalones tenga la forma de una rampa. Pero no alcanza. La CGT insiste en eliminar la tablita".

Cabe recordar que Claudio Moroni, titular de la AFIP, dijo que "el tema de la tablita de Machinea requiere un ajuste, lo cual no quiere decir abandonar el criterio de progresividad. Tiene un problema de diseño, no de concepto".

"El esquema tiene un problema en la estructura de escalones. En lugar de ser escalones debería asemejarse a una curva, porque los escalones pegan saltos. Genera situaciones en donde alguien puede aumentar su ingreso bruto pero perder ingreso neto. Lo que se debe corregir es eso", agregó.

La "tablita" fue introducida en el 2002 por el entonces ministro de Economía, José Luis Machinea. Es el mecanismo por el cual se eleva abruptamente, por tramos, la carga del impuesto a las Ganancias sobre los salarios, lo que genera distorsiones en la pirámide.

Ante las críticas cegetistas, el Gobierno nacional aún no envió al Congreso el proyecto de ley para "atenuar" la tablita de Machinea, pese a que ya habría sido firmado por funcionarios del Ministerio de Economía, por lo que en 2009 continuaría vigente para quienes ganan más de $7.000 mensuales.

Posibles cambios

Entre los primeros cambios a introducirse estaría la reducción en forma progresiva del mínimo no imponible y de las deducciones para todos aquellos que ganan desde los $7.000 mensuales.

Otra de las modificaciones tiene que ver con las rentas, ya que hoy quienes ganan más de $120.000 por año pagan una cifra fija más un 35% sobre el excedente. Ahora, el Gobierno propone que los que ganen más de $240.000 paguen $70.500 más un 37% sobre el excedente, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota